Brasil exhibe su fútbol frente a Japón

Lo primero que hizo Brasil en el torneo lo hizo su estrella. Se esperaba mucho de Neymar en esta cita.

Brasil se ha impuesto cómodamente a Japón por 3-0 en el partido inaugural de la Copa Confederaciones gracias a los goles de Neymar, Paulinho y Jo y se coloca como líder de su grupo a la espera del partido que jugarán este domingo México e Italia.

  

Lo primero que hizo Brasil en el torneo lo hizo su estrella. Se esperaba mucho de Neymar en esta cita. Los ojos del mundo futbolístico estaban centrados en él tras su mediático fichaje por el Barça y el crack de Mogi das Cruzes tardó exactamente tres minutos en responder sobre el terreno de juego. Marcelo centró un balón al área que Fred controló mal con el pecho, pero ese mal control lo transformó Neymar en una asistencia tras enganchar el balón a bote pronto y colarlo por la escuadra izquierda de la portería de Kawashima.

  

A pesar de su golazo, no ha sido el mejor partido de Neymar pero ha roto su sequía goleadora, que se ha quedado en 845 minutos, y ha evitado así batir su período más prolongado sin marcar, fijado en cinco minutos más. En la segunda parte, y cuando más se estaba mostrando, su partido acabó antes de tiempo ya que recibió un golpe en la cadera (que no parece revestir importancia) y fue sustituido en el minuto 73 de partido.

  

Tras el gol del '10' brasileño los japoneses reaccionaron encomendados a los disparos de Honda. El jugador del CSKA hizo gala de su potente disparo (tanto en jugada como a balón parado) incomodando en más de una oportunidad a Julio Cesar en los primeros compases del encuentro. En esos primeros minutos se vio también un poco a Kagawa, aunque es cierto que deberá mejorar en su participación el jugador del Manchester United si Japón quiere tener opciones de meterse en la siguiente fase.  

  

El gol restó la ansiedad típica de los partidos inaugurales a la favorita de turno. Si bien Brasil no ha hecho un juego espectacular, se ha visto muy cómodo al equipo de Scolari y se ha intuido que, más allá de las individualidades, serán las bandas su gran foco de peligro en este campeonato. En este encuentro, tanto Alves como Marcelo han estado incisivos y se han asociado bien con Hulk, Neymar y Óscar. Mención especial merece Marcelo, que tras un mal año plagado de lesiones parece que poco a poco comienza a coger el ritmo de competición.

 

BRASIL SENTENCIA TRAS EL DESCANSO

  

No había sido una gran primera parte en lo futbolístico pero Japón había dado la sensación en los primeros 45 minutos de que en alguna jugada aislada podía empatar el choque. Pero nada más lejos de la realidad. Tras el descansó, de nuevo zarpazo de Brasil. Paulinho, muy activo en las llegadas al área durante el encuentro, hizo el segundo con un disparo en el que pudo hacer algo más el portero nipón.

  

Con este gol se hizo un poco de justicia con la línea medular de Brasil, que recibirá menos elogios en este torneo pero que la componen un jugador como Luiz Gustavo al que no se le ve mucho, pero que trabaja todo el partido y el propio Paulinho, un jugador desconocido en Europa pero que tiene un gran futuro por delante.

  

La reacción al gol de Japón fue similar a la del primer tiempo. Había pasado poco más de un minuto del segundo tanto brasileño cuando a Okazaki se le escapó por poco un centro desde la derecha de Kiyotake. Precisamente Kiyotake fue el primer cambio de Zaccheroni, dejando su hueco a Maeda. Un Maeda que fue el protagonista de las acciones más peligrosas de Japón durante la segunda parte, pero en sus dos ocasiones más claras se encontró con un sobrio Julio César.

  

Y si Brasil se mostró cómodo con el 1-0, con el segundo tanto ya se limitó a esperar a Japón en su campo para tratar de hacer el tercero a la contra, gol que llegaría ya en las postrimerías del partido cuando una gran acción de Oscar dejó solo a Jo (que había entrado en el final del partido por Fred) y éste batió por bajo a Kawashima.

  

De esta forma, Brasil disfrutó de un cómodo en el que exhibió más pegada que fútbol, pero que le sirve para mandar un aviso a navegantes sobre lo difícil que va a ser ganarles en su objetivo de sumar su cuarta Copa Confederaciones.

 

FICHA DEL PARTIDO

  

BRASIL: Julio Cesar; Daniel Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho, Oscar; Hulk (Hernanes, min 75), Neymar (L.Moura, min 73); Fred (Jo, min 81).

  

JAPÓN: Kawashima; Uchida, Yoshida, Konno, Nagatomo; Hasebe, Endo (Hosogai, min 78); Honda (Inui, min 89), Kagawa, Kiyotake (Maeda, min 50); Okazaki.

 

 

   1-0, Neymar, min 3.

   2-0, Paulinho, min 48.

   3-0, Jo, min 93.

  

ÁRBITRO: Pedro Proenca (POR). Amonestó con tarjeta amarilla a Hasebe (minuto 45)

  

ESTADIO: Estadio Nacional Mane Garrincha, Brasilia.