Bradley Wiggins, enfrentado a Froome, confirma que no correrá el Tour

Bradley Wiggins

El ciclista británico Bradley Wiggins, del Sky, ha confirmado que no correrá la próxima edición del Tour de Francia al comprobar que su equipo no tiene previsto incluirle en la escuadra que apoyará a su compatriota y actual ganador de la ronda francesa, Chris Froome.

"Ahora mismo, creo que puedo decir que no correré el Tour de Francia", confesó al diario 'L'Equipe' Wiggins, ganador de la 'Grande Boucle' en 2012 y que no ha sido seleccionado para competir en el Criterium Dauphiné, donde estarán Froome y el australia Richie Porte, sino para estar en la Vuelta a Suiza.

El campeón olímpico de contrarreloj dejó claro que estaba "listo" para ir al Tour, pero que en las "últimas semanas" se hizo "claro que a menos de que algo le pasase a Froome en el Dauphiné" no estaría en la 'grande' francesa para la que se había postulado tras mostrar muy buena forma en su victoria del pasado mes en la Vuelta a California.

Wiggins apuntó que había hablado hace dos días del tema con el manager del Sky, Dave Brailsford. "Dijo que si Froome se lesionaba podría ayudar a Richie Porte, por ejemplo", afirmó. "Es personalmente decepcionante, pero uno lo puede entender cuando ellos eligen el equipo para el Dauphiné. Si quiero hacer el Tour, probablemente tendré que dejar el Sky", sentenció.

El británico ganó el Tour en 2012, en una edición marcada por los problemas que tuvo en algunas etapas de montaña, donde se vio que su compañero Chris Froome era más fuerte y que incluso le llegó a atacar en un momento. Wiggins se mostró visiblemente molesto por los ataques de su compatriota y desde entonces su relación no ha sido la más fluida. A principios de esta semana, el actual campeón de la ronda gala ya dejó caer que prefería tener a su lado a Porte como posible 'Plan B' del Sky.