Borrada la inscripción de homenaje a Carlos Gil Pérez en la calle donde vivió

El lugar donde estaba la inscripción, ahora limpio. Foto: I. de la Calle

La inscripción dedicada a Carlos Gil Pérez en la calle Cristo de los Milagros desaparece menos de tres años después de ser pintada como homenaje al célebre entrenador de atletismo.

La inscripción de homenaje que el Ayuntamiento de Salamanca puso a Carlos Gil Pérez en la calle donde vivió el legendario entrenador ha desaparecido. Así lo ha constatado TRIBUNA esta misma mañana en la calle Cristo de los Milagros, donde hace cerca de tres años se le hizo un homenaje y se pintó el rostro evocando uno de los famosos 'vitor' de la Universidad de Salamanca en reconocimiento al que ha sido padre indiscutible del atletismo salmantino.

 

La inscripción fue puesta el día 24 de diciembre de 2013, en un aniversario de su fallecimiento, y fue inaugurada por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en un acto al que acudieron la familia de Carlos Gil Pérez y numerosos atletas de todas las épocas a los que entrenó como Rosa Colorado, Antonio Sánchez, José Luis Sánchez Paraíso, Antonio Sánchez o Israel Núñez. El acto sirvió para dedicar en ese rincón de Salamanca un recuerdo imborrable del entrenador, pero no ha durado ni tres años. 

 

Ahora esa inscripción ya no existe. Al parecer, se ha borrado en los recientes trabajos de limpieza de esa fachada en el edificio en el que durante años vivió el mítico entrenador. Con la desaparición de este pequeño homenaje, el Ayuntamiento de Salamanca suma otra deuda con la memoria de Gil Pérez: hace meses que está previsto poner su nombre de manera oficial a la pista cubierta de La Aldehuela y no se ha hecho.

 

Ahora es absolutamente imprescindible que el consistorio haga las gestiones oportunas para corregir este desgraciado hecho, pintando de nuevo la inscripción, que ya no será la original estrenada en diciembre de 2013; la limpieza de la fachada debe tener permiso municipal y se debería haber contemplado un cuidado especial para no eliminar la inscripción.

 

carlos gil perez