Bono se queda de nuevo sin apoyos para reducir los días de pleno

José Bono está cada vez más solo en su intención de comprimir en dos días los plenos en el Congreso y, así, 'liberar' el jueves.
El diputado del PSOE por Toledo Alejandro Alonso comentó que la opinión de su grupo parlamentario sobre la pretensión de Bono de modificar el vigente esquema es "negativa". Incluso la dirección del PSOE volvió a subrayar, a través de su cuenta oficial de Twitter, su rechazo a esta iniciativa. Al finalizar la sesión de control al Gobierno, Bono aseguró a los diputados que "diversos portavoces" le habían hecho llegar la sugerencia de estudiar la posibilidad de celebrar en dos días, en vez de en tres, los plenos del Congreso. Pidió permiso a la Cámara para ensayarlo y, ante un hemiciclo semivacío, dio por aprobada su solicitud. "Muchas gracias por esa unanimidad en el asentimiento", dijo.

Alonso admitió que él no estuvo presente cuando Bono hizo este anuncio, si bien dijo que escuchó a los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, incluido el suyo, oponiéndose de plano a esa modificación. "La opinión es favorable al mantenimiento del estatus actual de que haya plenos martes, miércoles y jueves, lógicamente si hay asuntos en el orden del día para su incorporación", concluyó Alonso. El PP incidió en las tesis de ayer para rechazar la propuesta. El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, vinculó esta propuesta con la faceta como candidato de Alfredo Pérez Rubalcaba y, en su opinión, "tenga los jueves libres y pueda hacer campaña". Además, Pons aseguó que esta medida de reducir los plenos perjudica la imagen de los representantes del pueblo.