¡Bombazo en Cantora!: "Sufrí acoso sexual en casa de Isabel Pantoja"

Dulce

La que fuera la niñera de Kiko Rivera y Chabelita ha aprovechado su salida para conceder una entrevista en la que se abre y desvela los momentos más dolorosos al lado de la tonadillera.

Nada más llegar de Honduras, Dulce ha concedido su primera entrevista a Lecturas, que ya hace que nos quedemos impresionados desde el titular de la portada: "Sufrí acoso sexual en casa de Isabel Pantoja".

 

Después de repasar con la revista su paso por el reality, en el que confiesa que fue con la intención de hacer supervivencia y no conflicto, por eso mismo no se enfrentó a Mila, reconocer que la persona con quien se ha llevado peor es con Carla, que su ganador es Suso y que se sintió atraída por Paco, aunque luego no saltó la chispa, la conversación se centra en sus vivencias en Cantora.

 

Dulce empieza reconociendo que es más feliz ahora que durante su etapa en Cantora: "Ahora me siento libre, estaba como encerrada", y aunque asegura que va a seguir al lado de Chabelita "ahora tengo mi vida". El gran problema de Dulce y Cantora es, como ella misma reconoce su entrega: "He vivido para los demás y entregada en cuerpo y alma, con absoluta dedicación", por eso mismo asegura que su paso por Supervivientes le ha servido para "curarse un poco del dolor".

 

Igual que le paso a ella, asegura que Cantora se ha convertido en el encierro de Isabel Pantoja y aclara la polémica de su salida: "A mi nadie me ha echado de Cantora, aunque ha largo plazo lo tenían planeado", y desvela los verdaderos motivos: "Me fui porque estaba de baja, no podía estar ahí enferma. No tenía apoyo de nadie. Después de haberme entregado durante años no recibí lo mismo, me sentía muy mal y abandoné".

 

Impacta leer en palabras de Dulce cómo reaccionó Isabel ante su salida de Cantora: "No admitía que yo estuviera enferma, no se preocupaba", y narra uno de sus los peores episodios que vivió durante su etapa en la finca: "No tenía medios para desplazarme y no me dejaban el coche para ir al médico. Tenía que ir andando arrastrándome de dolor para esperar un taxi. No me merecía ese trato, no recibí cuidados ni cariño", y aunque Dulce evita hablar de el, al final sus ganas de hablar le pueden y apunta a un clara culpable: "Isabel jamás habría reaccionado así sin su hermano".

 

A pesar de que considera que Isabel Pantoja quería que envejeciera a su lado, el machaque diario por parte de su hermano hizo que "actuara con mucha frialdad"; aunque el peor momento con la tonadillera para Dulce llegó cuando abandonó Cantora: "No puedo ni contar lo que me dijo, me llamó envenenada fue terrible, fue muy cruel y no consistió que me acercara a hablar con ella". Pero a pesar de estos dramáticos episodios confiesa no guardar rencor a la tonadillera y cuando Isabel la llamó para que estuviera al lado de su hija no se lo pensó: "Me llamo para que cuidara de mi niña que se había quedado embarazada, cambió de actitud y ya se preocupaba por mi espalda".

 

ACOSO

 

Pero Dulce no ha querido cerrar esta entrevista sin hablar claramente de Julián Muñoz. La exniñera de Kiko Rivera y Chabelita desmiente rotundamente un idilio con el alcalde y asegura: "Esta persona está mal, pero yo lo estoy pasando peor y necesito contar mi verdad. Ocurrió en Marbella. Esta persona empezó a acosarme sexualmente a diario. Isabel no estaba, utilizaba el poder para que yo cediera. Quería obligarme, me pedía que subiera a su habitación y yo tenía que desaparecer de la casa".

 

A esta denuncia pública, Dulce añade: "Le pedía respeto por Isabel siempre que se acercaba, se lo saltaba a la torera. Tuve que desconectar el teléfono de mi habitación para evitar mayores. Tenía que haber actuado, pero por evitar un escándalo me lo callé. Lo último que hubiera hecho en mi vida es ceder a sus pretensiones. Sufrí mucho, era muy doloroso tener que callarme; estaba sola, nadie lo sabía. Desde entonces estoy en tratamiento psiquiátrico, la situación era insostenible. Un día una amiga de Isabel vio el momento de quitárselo de en medio y la llamó para contarle que yo había tenido algo con esa persona". Una confesión que le dolió mucho a la tonadillera y que provocó el famoso episodio donde supuestamente Isabel agarró del pelo a Dulce: "Venía de viaje, llegó como una fiera. Pedía explicaciones, prefiero no recordar los detalles. Isabel me creyó cuando se lo aclaré".