Boch (JpD) cree que hay conductas inmorales que aunque no son delitos incapacitan a un político

El portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch
El portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Joaquim Bosch, considera que hay conductas de una "inmoralidad tan elevada" que aunque no sean delitos "incapacitan" a un político para ocupar su cargo.
VALLADOLID, 8 (EUROPA PRESS)



Boch, tras una reunión del Comité Permanente de la asociación, considera que hay que separar el plano penal y el moral, pero ha puesto como ejemplo la investigación sobre los supuestos sobresueldos en el seno del PP, que podrían suponer delitos que ya hayan prescrito y no ser delito, lo que "no significa que si esas supuestas conductas se han cometido, un político pueda continuar en un cargo público".

El portavoz de JpD cree que aunque alguien no pueda ser condenado, su conducta puede ser inmoral, y ha añadido que durante una investigación, un político imputado o acusado tiene derecho a no declarar, a guardar silencio, algo que puede hacer ante un juez.

Sin embargo, cree que ante la sociedad "no puede hacer lo mismo", ya que "se invierte la carga de la prueba de alguna manera", de forma que el Estado penalmente tiene que probar la culpabilidad pero ante la sociedad es el político quien "tiene que probar su inocencia".

De lo contrario, ha dicho Bosch, "la sombra de la sospecha se extiende sobre las instituciones y la gente pierde el respeto al propio poder político".

DESPEJAR SOSPECHAS

Así, considera que, con independencia de la estrategia defensiva de un político corrupto, ante la sociedad "tiene que acreditar que la sombra de sospecha es falsa y eso se tiene que hacer de forma activa".

Por eso, considera que no son válidas "actuaciones políticas" ante los periodistas como aquellas en las que no contestan a preguntas, de manera que, en su opinión, ante los medios y la sociedad "deben dar explicaciones".

En este marco, el portavoz de Jueces para la Democracia no ha querido decir si los políticos deben dimitir o no por los diferentes casos, pero sí cree que la situación de la vida pública "está tan deteriorada" que hacen falta "actitudes ejemplarizantes".

A este respecto, ha incidido en que en algunos supuestos se "debería valorar" que en otros países "por conductas muchísimo más leves" los políticos "dan ejemplo".

"Aquí prácticamente no dimite nadie, tiene que pasar algo de una gravedad casi inusitada", ha añadido Bosch, quien ha afirmado que "en algunos supuestos, sin delimitarlos, hay motivos para dar ejemplo ante la sociedad y dejar de ocupar determinados cargos públicos".