Blatter se sintió morir en el hospital "entre ángeles y demonios"

Joseph Blatter, presidente de la FIFA

El suspendido presidente de la FIFA, Joseph Blatter, afirmó que estuvo al borde de la muerte cuando fue internado hace unas semanas, en medio de un creciente escándalo que rodea al período en el que estuvo al frente del ente rector del fútbol mundial.

"Realmente estuve entre los ángeles que cantan y el demonio que atiza el fuego. Fueron los ángeles los que cantaron", dijo Blatter al canal suizo 'RTS' en sus primeras declaraciones públicas desde que recibió el alta del hospital, sin ofrecer más detalles sobre su estado, aunque advirtió que estuvo "cerca" de la muerte y que "la presión fue enorme".

El suizo fue hospitalizado a principios de noviembre, semanas después de que el Comité de Ética de la FIFA puso en marcha una investigación sobre su conducta y la de su antiguo protegido, el presidente de la UEFA, Michel Platini.

Blatter, que salió del hospital el 12 de noviembre, defendió su gestión, pero se lamentó por no haber dejado el cargo en el punto más alto de su carrera, tras el Mundial del año pasado en Brasil. "Lamento no haberme dicho 'Blatter, has llegado a la cima, has hecho algunas cosas buenas, no puedes hacer más que esto, deberías parar'", señaló.

Además, el dirigente apuntó que Platini es "un hombre honesto". "Si vuelve, será elegido (...) y si vuelve, yo volveré también. No hubo nada bajo la mesa (...) incluso en las reglas de la FIFA, está permitido hacer un contrato escrito u oral", agregó.