Blanda en defensa, impotente en ataque... España sucumbe

Los tiradores italianos cosieron el aro español a triples

Un festival de triples de la selección italiana certifica la segunda derrota de España en tres partidos (98-105).

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ESPAÑA: Sergio Rodríguez (4), Ribas (8), Rudy Fernández (7), Mirotic (13) y Gasol (34) --cinco inicial-- Reyes (9), Llull (9), San Emeterio (8) y Hernangómez (6).

 

ITALIA: Cinciarini (-), Belinelli (27), Gentile (13), Gallinari (29), Bargnani (18) --cinco inicial-- Aradori (11), Cusin (3), Hackett (-), y Melli (4).

 

PARCIALES: 20-19, 25-23, 12-31 y 35-32.

 

ÁRBITROS: Ryzhyk (UCR), Petek (SLO) y Halliko (EST). Eliminado por faltas San Emeterio en España, y Cusin y Bargnani en Italia.

 

PABELLÓN: O2 World de Berlín.

La selección española de baloncesto cosechó su segunda derrota en tres partidos del Eurobasket ante Italia, que con 11 triples se mostró intratable ante una España que naufragó en defensa y apenas brilló en ataque de la mano de Pau Gasol, cuyos 34 puntos no compensaron los 56 de la pareja formada por Danilo Gallinari y Marco Belinelli, que echaron por tierra los brotes verdes surgidos en la victoria ante Turquía.

 

Ya de entrada, los de Sergio Scariolo, técnico que se enfrentaba a su patria, comenzaron su tercer partido en Berlín con un primer parcial de 1-5, partiendo de inicio con Sergio Rodríguez en lugar de Sergio Llull, y encontrando faltas en lugar de puntos, que se hicieron de rogar hasta los dos triples de Pau Ribas, que iniciaron la veda para Pau por dentro.

 

Italia, finalmente con Marco Belinelli pero sin Gigi Datome, que será baja durante todo el torneo, trataba de imponerse con el talento individual de Danilo Gallinari y Andrea Bargnani, puntales de un caótico ataque transalpino que acabó por contagiar a  España, precipitada al final del primer período y castigada a base de triples por la 'azzurra' (20-19).

 

Tras sostenerse en el poderío de Pau Gasol, autor de 12 de los primeros 20 puntos de España, los de Scariolo buscaban un relevo al de Sant Boi a la hora de anotar, algo difícil puesto que los de Simone Pianigiani intentaban maniatarles parando el juego con faltas. Willy Hernangómez y Felipe Reyes mantuvieron a flote a la segunda unidad, pero el marcador seguía igualado (45-42).

 

COLAPSO ESPAÑOL

 

El paso por vestuarios no sentó nada bien al combinado nacional, que recibió un parcial de 2-15 nada más comenzar el tercer cuarto, con peligrosas reminiscencias del primer día ante Serbia. Cuando el colapso parecía no tener fin, una técnica a Gentile daba tregua a España ante la racha de Belinelli, tras lo que Rudy tomaba la batuta para compensar el desastre defensivo.

 

Sin su escolta en pista, Gallinari seguía causando problemas a pesar de haber bajado el ritmo anotador, tras lo que dos buenas defensas y un triple de Nikola Mirotic, desquiciado hasta ese momento, parecía que despertaban a España, que sin embargo veía cómo aumentaba el colchón italiano con el regreso a pista de Belinelli para cerrar el cuarto (63-73).

 

Ante la necesidad, Fernando San Emeterio emergió para anotar cinco puntos cruciales volver al partido, una labor que quedó en nada con triples de Belinelli y Gallinari, que continuaban con su idilio con el 6,75 ante una España que no encontraba ninguna respuesta a su enorme acierto.

 

Con Pau Gasol remando en solitario en ataque, la defensa seguía haciendo aguas por todas partes, puesto que cuando a Italia dejaban de entrarle los tiros el rebote condenaba a los de Scariolo, que incluso retiraba al de Sant Boi de la pista con casi dos minutos por jugarse, y después de no haber conseguido recortar diferencias en todo el cuarto ante una Italia letal, y justa vencedora.