Blanco, nuevo portavoz del Ejecutivo y Antonio Camacho, ministro de Interior

HabrĂĄ dos vicepresidencias. Elena Salgado para Asuntos EconĂłmicos y Manuel Chaves, para Asuntos Territoriales, informĂł el presidente del Gobierno

El presidente del Gobierno, JosĂŠ Luis RodrĂ­guez Zapatero, ha anunciado que el hasta ahora secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, serĂĄ el nuevo ministro de Interior, mientras el titular de Fomento, JosĂŠ Blanco, ejercerĂĄ tambiĂŠn de portavoz del Ejecutivo.

Zapatero ha anunciado ademĂĄs que las vicepresidencias de su Gobierno quedarĂĄn reducidas a dos, una para "Asuntos EconĂłmicos", que mantendrĂĄ Elena Salgado, y otra para PolĂ­tica Territorial, la del hoy vicepresidente tercero Manuel Chaves. Aunque no ha hecho menciĂłn al orden de las vicepresidencias, sĂ­ ha explicado que en su ausencia serĂĄ Elena Salgado, hoy vicepresidenta segunda, quien presida el Consejo de Ministros.

El jefe del Ejecutivo ha comparecido en rueda de prensa en la Moncloa para anunciar los cambios derivados de la marcha del Alfredo PĂŠrez Rubalcaba, que ha dejado la cartera de Interior, la portavocĂ­a del Gobierno y la vicepresidencia primera para dedicarse en exclusiva a ser candidato del PSOE a la presidencia.

El presidente comunicĂł los cambios al Rey el pasado miĂŠrcoles, en su despacho ordinario -dos dĂ­as antes de que Rubalcaba hiciese pĂşblica su renuncia--, segĂşn ha relatado ĂŠl mismo. Rompiendo su costumbre de no desvelar con quiĂŠn comenta las remodelaciones del Gobierno, Zapatero ha relatado tambiĂŠn que "lĂłgicamente" hablĂł de los cambios con Rubalcaba.

El Gobierno en un plano, el PSOE en otro

No obstante, interrogado sobre si de ahora en adelante compartirĂĄ o consultarĂĄ con ĂŠl las decisiones de Gobierno, Zapatero ha dejado claro que hay que "tener claros los planos", porque Gobierno y partido trabajan en dos espacios "nĂ­tidamente marcados. El Gobierno gobierna y su tarea apremiante en este momento, el motivo fundamental de su tarea, es el interĂŠs general econĂłmico del paĂ­s, y el candidato tiene la tarea de formular su proyecto para las prĂłximas elecciones", ha remachado.

En esa lĂ­nea, y cuestionado por su opiniĂłn sobre el impuesto a la banca que ha propuesto el candidato, Zapatero ha recordado que Rubalcaba ha lanzado esa iniciativa para el momento en que estĂŠ culminado el saneamiento del sector y, en todo caso, ha recordado que los partidos siempre hacen propuestas para el marco de la siguiente legislatura. De no tener en cuenta eso siempre cabe preguntar a un partido de gobierno por quĂŠ no ha aplicado ya lo que propone en su siguiente programa electoral.

Y sobre si esta remodelaciĂłn moderada -como ĂŠl mismo adelantĂł que serĂ­a-- augura un adelanto electoral, Zapatero ha replicado que los cambios sĂłlo indican que "el Gobierno sigue trabajando a pleno rendimiento" y que tiene que trabajar "pisando el acelerador" para cumplir las reformas pendientes por la situaciĂłn econĂłmica y financiera.

"La gran prioridad del Gobierno de EspaĂąa es mantener la estabilidad, ganar la recuperaciĂłn y crear empleo, ese triple objetivo es tan exigente que no debemos pensar en ninguna otra cuestiĂłn", ha remachado.

SegĂşn Zapatero, el Gobierno estĂĄ centrado en "trabajar y cumplir sus compromisos" de consolidaciĂłn fiscal, reducciĂłn de dĂŠficit, restructuraciĂłn del sector financiero y otras reformas, que necesitan "mĂĄs esfuerzo, todo el esfuerzo y todo el apoyo posible de las fuerzas polĂ­ticas". Es mĂĄs, ha puntualizado que estas prioridades son hoy "mĂĄs razonables que nunca", teniendo en cuenta la nueva oleada de inestabilidad de los mercados y la reuniĂłn que se celebra en Bruselas para desbloquear el rescate griego.

Destaca su "confianza" con blanco

Sobre la elecciĂłn concreta de los nuevos cargos, ha dado dos razones para otorgar a Blanco la portavocĂ­a, que "conoce bien la acciĂłn que el Gobierno estĂĄ llevando adelante" y que tiene con ĂŠl "una confianza muy directa, trabada durante mucho tiempo", lo que "facilita sin duda la tarea de ser portavoz".

En cuanto a Camacho, ha destacado su "dilatada trayectoria" como secretario de Estado de Seguridad -lo es desde 2004-- en un Ministerio que ha "cosechado grandes ĂŠxitos en la lucha antiterrorista. Camacho, ha resumido Zapatero, ha contribuido a esos ĂŠxitos, conoce a fondo la seguridad y en concreto la lucha contra el terrorismo, de manera que tiene un "perfil muy adecuado".

Sin vaticinios sobre ETA

Zapatero no ha querido hacer predicciones sobre si la banda terrorista ETA puede hacer algĂşn anuncio de calado en lo que reste la legislatura: "No se pude ni se debe hacer vaticinios de lo que ETA va a hacer o pueda hacer, nosotros sabemos lo que nosotros vamos a hacer, seguir persiguiendo a ETA con toda nuestra fuerza", ha recalcado.

El presidente ha defendido una vez mĂĄs que la polĂ­tica antiterrorista del Gobierno y de Interior, "con el respaldo de las fuerzas polĂ­ticas" y la "encomiable tarea" de PolicĂ­a Nacional y Guardia Civil es lo que ha llevado a la banda una "debilidad profunda".

El Gobierno, ha asegurado, "va a seguir en una lĂ­nea de presiĂłn, de eficacia", en la persona del nuevo ministro que ya atesora una "responsabilidad importante" en la tarea de los Ăşltimos aĂąos.