Billete cirílico de Final Four o a casa

20160425190045 detail

Perdonaron en el Palau y los blaugranas irán a Berlín si sobreviven a la escala en Krasnodar.

El FC Barcelona Lassa visita este martes por última vez el Basket Hall para medirse al Lokomotiv Kuban Krasnodar --19.00 horas/C+ Deportes y Esport 3-- en el quinto, último y definitivo partido del 'play-off' de la Euroliga en el que se decidirá qué aspirante acude finalmente a la Final Four de Berlín y podrá optar hasta el final por el título, en una serie igualada donde el Barça debe sobreponerse al golpe que supuso no sellar el billete en casa.

Los blaugranas cayeron en el Palau Blaugrana en la prórroga (80-92) del cuarto partido del 'play-off' y echaron por la borda todo el trabajo que tuvieron que hacer para remontar en el último cuarto y llegar al tiempo extra, donde les sentenció el 4-16 encajado. Así que los de Xavi Pascual deberán ir a Berlín pasando primero por Rusia y ganando a domicilio, algo que hicieron en el segundo duelo de la serie.

No es nada que no haya hecho antes, pero será en un 'match ball' sin perdón para el perdedor. Lokomotiv y Barça se jugarán estar en la Final Four a un partido, a una bala, después de una serie muy igualada en la que ambos han ganado y perdido en casa y a domicilio. Con el resto de cuartos de final solucionados por la vía rápida en tres partidos, la de rusos y catalanes se decide en este desempate final.

Perdonó el Barça y, ahora, deberá comprar un billete para la Final Four que no estará escrito ni en catalán ni en castellano ni siquiera en inglés, sino en cirílico. Tan difícil de comprender como complicado habrá sido obtenerlo, y es que a buen seguro que el Basket Hall pretenderá ser una ratonera donde enganchar al Barça y dejarlo seco. Los rusos, ya revelación del torneo, quieren seguir vivos y dar más brillo a su temporada.

Así, de paso, ahondarían en la herida blaugrana. El Barça, tras forzar la prórroga en una batalla de tiros libres y de nervios de acero, se hundió en el tiempo extra del último asalto. Un duro 4-16 en cinco minutos para olvidar, y de los que aprender y tomar nota de cara a este quinto partido, donde Xavi Pascual tendrá de nuevo en sus filas al pívot Shane Lawal, que ya jugó el fin de semana en la derrota contra el Real Madrid en la Liga Endesa.

Además, viaja a Krasnodar Joey Dorsey, quien llegó a Barcelona para suplir a Lawal, pese a que todavía no tiene el alta médica. Si se recupera, ambos '5' plantarán cara a un Antonhy Randolph que estuvo pletórico el jueves en el Palau, con sus 28 puntos y sobre todo sus triples que fueron demasiado para un Barça que se vacío camino de la muerte súbita.

La diferencia en el marcador su fue aumentando hasta llegar al 80-92 final, una máxima para un equipo ruso que había tenido durante los primeros 40 minutos una renta superior de 7. Nunca fue por delante el Barça en la prórroga y lo pagó, como también el no haber cerrado el partido cuando pudo, tras un tercer cuarto que acabó con un parcial de 12-2 para ponerse tres arriba.

Pero los últimos 3 minutos dentro del tiempo reglamentario fueron la clave del partido. Se llegó a ellos con Lokomotiv por encima en el marcador (65-69) y el balón empezó a quemar en las manos de los jugadores. Un Abrines muy inspirado el martes no veía con facilidad el aro, y tampoco sus compañeros. Punto a punto, tiro libre a tiro libre, el Barça buscaba la inspiración del tercer periodo pero no llegaba, con un Krasnodar férreo en defensa.

Y, tras esos tres minutos, prórroga. El Barça la forzó gracias a Juan Carlos Navarro, con un reverso con el pívot Randolph sobre él con el que logró el 76-76 definitivo al final de los 40 minutos, y es que a Delaney también le tembló el pulso en el triple final que podría haber llevado la serie a Rusia sin esos 5 minutos extra. Todo un billete para una Final Four en una prórroga en el Palau, ante su público, que el Barça desaprovechó y donde el Krasnodar cogió fuerzas.

Ahora, en el pulso definitivo, en el partido que ya no tendrá más reválidas, entrará en juego la mentalidad de cada equipo. El técnico griego del Lokomotiv, Georgios Bartzokas, dio por terminada la serie tras el 2-1 y después de igualarla de nuevo apeló a la mentalidad de los suyos para afrontar este 'match ball' sin presión añadida. En el Barça, Pascual habla de detalles, y quizá, ahora sí, quien los controle sea quien vaya a Berlín a medirse a CSKA Moscú y, en caso de victoria, a Baskonia o Fenerbahçe.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: