Bildu se hace con las riendas del Ayuntamiento de Pamplona

Ha contado con el apoyo de los ediles de Geroa Bai, Aranzadi (lista apoyada por Podemos) e Izquierda-Ezkerra. 

El candidato de EH Bildu, Joseba Asiron, ha sido investido este sábado como nuevo alcalde de Pamplona gracias al apoyo de los ediles de Geroa Bai, Aranzadi (lista apoyada por Podemos) e Izquierda-Ezkerra.

 

Los representantes de UPN y PSN, por su parte, han votado a sus propios cabezas de lista, Enrique Maya y Maite Esporrín, respectivamente. Joseba Asiron se ha convertido en el primer alcalde de EH Bildu en la historia del Consistorio pamplonés y ha desbancado a UPN de la Alcaldía tras 16 años de poder regionalista. En las elecciones municipales UPN, con Enrique Maya a la cabeza, fue la lista más votada y logró 10 ediles, pero el acuerdo sellado entre EH Bildu (5), Geroa Bai (5), Aranzadi (3) e Izquierda-Ezkerra (1), que suman 14 ediles, ha hecho que el candidato de la coalición abertzale se haya hecho con la Alcaldía. Tras la votación, el edil de Geroa Bai Iñaki Cabasés, que ha presidido la sesión de constitución al ser el concejal de mayor edad, ha sido el encargado de entregar al nuevo regidor la vara de mando de la ciudad, el collar de alcalde y la insignia. 

 

En este momento ha tomado la palabra el nuevo alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, quien en su discurso, en castellano y en euskera, se ha comprometido a "trabajar por la paz" con el objetivo de "alcanzar un espacio de convivencia basado en el respeto a todas las personas, sus ideas y sus proyectos".

 

Asiron ha asegurado que hará un esfuerzo "especial" en relación con "todas las víctimas y con su derecho a la memoria, a la justicia y la reparación". A este respecto, ha agregado que el nuevo gobierno municipal asume el compromiso "expreso" de "desarrollar acciones concretas en esta materia, a partir de la constitución, antes de finalizar el año, de una Comisión Permanente por la Paz y la Convivencia".

 

Esta comisión servirá asimismo, según ha dicho el nuevo alcalde, de marco para "promover la reflexión conjunta sobre el pasado y, desde la pluralidad de relatos, llegar a una base común fundamentada en el fomento de la autocrítica, la asunción de responsabilidades y la apuesta inequívoca por el respeto de todos los derechos humanos". También se abordarán otras cuestiones como la simbología o la laicidad.

 

COMPROMISO "FIRME Y DECIDIDO" EN LA DEFENSA DE "TODOS LOS DERECHOS"

 

En su discurso, Joseba Asiron ha asumido el compromiso "firme y decidido" en la defensa de "todos los derechos, tanto individuales como colectivos, tanto los de carácter civil como social o económico, medioambiental o político, con independencia de la situación administrativa de las personas". "En una situación de emergencia social como la que vivimos, la defensa de los derechos sociales y económicos deben ser una prioridad absoluta para el nuevo gobierno municipal", ha apuntado.

 

En este punto, ha subrayado que dado que la Alcaldía es la representación institucional del conjunto de la ciudadanía y cuenta con "el respaldo de partidos, coalición y candidaturas con culturas políticas distintas", asume el "rechazo y la condena de cualquier violación de los derechos humanos". Finalmente, Joseba Asiron ha expresado su "ansia" como nuevo alcalde de Pamplona de que el Ayuntamiento constituido este sábado sea "el motor que nos permita superar los fosos y las murallas que en los últimos tiempos nos han separado". "La puerta está abierta para todos, pero sobre todo el corazón", ha concluido.

 

CIENTOS DE PERSONAS CELEBRAN EL "CAMBIO" EN EL AYUNTAMIENTO

 

En el salón de plenos del Consistorio se han congregado familiares del nuevo alcalde y los concejales, así como representantes institucionales y políticos, entre los que se encontraban el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Joaquín Galve, y el Defensor del Pueblo, Javier Enériz.

 

Fuera de la sala se han quedado más familiares y miembros de los distintos partidos políticos que han seguido la elección del nuevo alcalde desde el Salón de Recepciones, desde donde se ha podido ver el acto a través de una pantalla de televisión. Mientras tanto, en la Plaza Consistorial cientos de personas se han reunido para celebrar "el cambio" en el gobierno municipal. En el transcurso de la sesión de constitución del nuevo Ayuntamiento, se han escuchado gritos desde el interior del salón de plenos contra UPN.