Bienvenido, Míster Mena

El delegado de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena (Foto: Chema Díez)

El delegado territorial de la Junta en Salamanca derrocha simpatía y atención con los medios de la ciudad.

“No parece un político.”

Esta frase se repite entre los periodistas cada vez que el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Bienvenido Mena, aparece ante los medios.

 

Y es que, a diferencia de la mayoría de “autoridades” de la ciudad, Mena se muestra cercano y agradable con todos los profesionales de la comunicación que se encuentra a su paso. Da igual que sean veteranos, técnicos o becarios, de medios “afines” o críticos con la Junta, Bienvenido siempre encuentra el momento para tener un buen gesto y ofrecer su sonrisa, habitualmente acompañados de algún cumplido, antes y después de sus ruedas de prensa. Incluso, si es necesario, estrecha la mano y reparte besos a todos los presentes, uno por uno, antes de comenzar su intervención.

 

Podrían tomar nota algunos “altos cargos” de Salamanca, que desde su pedestal imaginario no atienden preguntas de los comunicadores o, en una absoluta muestra de falta de sensibilidad y respeto por el trabajo de la “plebe”, acuden a las convocatorias de prensa con veinte minutos de retraso, convencidos de que los trabajadores de los medios aguantarán un poco más para tomar nota de sus preciadas declaraciones (guionizadas de antemano).

 

Igual que La Tribuna Indiscreta reparte tirones de orejas, también reconoce los buenos gestos de nuestros políticos que, aunque algunos no lo crean, no dejan de ser personas.