Bienvenido Mena recibe la insignia de la Fundación Rodríguez Fabrés

La Fundación Vicente Rodríguez Fabrés inició las celebraciones del Centenario de su creación en el mes de mayo de 2014 y se prolongarán hasta el mismo mes de 2015. 

Los representantes de la Fundación Vicente Rodríguez Fabrés han querido visitar al delegado territorial de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena Merchán, para entregarle la insignia de la institución. Al encuentro, que se ha celebrado en el despacho del delegado, han asistido el administrador del Patronato de la Fundación, Ángel Miguel del Corral y los coordinadores de los actos conmemorativos del Centenario, Mariano Casas Hernández y Evelio Almendra Moronta.

 

La Fundación Vicente Rodríguez Fabrés inició las celebraciones del Centenario de su creación en el mes de mayo de 2014 y se prolongarán hasta el mismo mes de 2015. Durante este tiempo se viene desarrollando un amplio programa de actos entre los que destaca la exposición “100 años ayudando” dedicada al fundador y a su obra, que estará abierta hasta finales de enero y en la que se muestra una selección del patrimonio documental que atesora el Patronato de la Fundación.

 

Bienvenido Mena ha agradecido a los responsables de la Fundación su deferencia al entregarle la insignia y les ha recordado la disposición de la Junta de Castilla y León y la suya personal a colaborar con el Patronato en todas aquellas iniciativas que requieran su apoyo.

 

La Fundación Vicente Rodríguez Fabrés es una institución benéfica sin ánimo de lucro constituida en 1914 que tiene entre sus fines la concesión de becas de residencia a familias necesitadas para cursar Educación Secundaria Obligatoria, Formación Profesional Básica, Ciclos formativos de Grado Medio y Superior, Bachillerato y Estudios Universitarios.

 

También se dedica a la atención y cuidado de personas mayores necesitadas, tal como expresó su fundador, y para ello suscribe convenios con instituciones que se dedican a atender a los ancianos.

 

La Fundación Vicente Rodríguez Fabrés, teniendo en cuenta el interés de su fundador, también procura la enseñanza teórica y práctica de la agricultura y dedica parte de sus recursos a la verificación de ensayos de nuevos cultivos y a la mejora de los que se usan en la provincia de Salamanca.