Berrocal: “Jugar a las cuatro de la tarde atenta contra el deporte”

TAJANTE. “Sabemos que esto ahora se mueve por las televisiones, pero también se pueden televisar partidos más tarde”. PELIGROS. “Puede haber golpes de calor, desfallecimientos o bajadas de tensión”
D.G.

El preparador físico del Salamanca, Alberto Berrocal, no se corta a la hora de hablar sobre los riesgos de jugar un partido a las cuatro de la tarde en el mes de junio. Dice que es peligroso y que “es un atentado contra el deporte”. El técnico unionista basa su argumentación en los peligros que conlleva una situación como la que se producirá el próximo sábado cuando el Salamanca se enfrente al Castellón en Castalia a partir de las 16 horas, con una previsión meteorológica que habla de más de 30 grados y un elevado porcentaje de humedad.
“Yo tengo claro que esto es un atentado contra el deporte y contra el fútbol, hablando siempre del aspecto deportivo. Está claro que ahora esto se mueve por el tema televisivo. Pero yo creo que también se pueden televisar partidos en otros horarios”, señala Berrocal, claramente en contra del horario establecido por la Liga de Fútbol Profesional en consonancia con las plataformas televisivas. El preparador físico es tajante porque sabe cuáles son los peligros de un esfuerzo físico importante en este horario y con alta temperatura: “Los peligros pueden ser desde golpes de calor, a calambres, desfallecimientos, bajadas de tensión... Son dificultades añadidas al juego”. Pero no sólo ve inconvenientes para los que actúan sobre el terreno de juego. Berrocal también avisa y es consciente de los riesgos que corren los propios aficionados que lo verán en Castalia: “Es peligroso tanto para el deportista como para el aficionado que vaya al campo a soportar esas temperaturas. El domingo pasado ya lo vimos en nuestro estadio con un golpe de calor y en Cádiz, que jugamos en agosto a las cinco, falleció una persona viendo el partido. Es peligroso, pero nosotros no mandamos y nos tenemos que adaptar a lo que diga la Liga de Fútbol”, afirma el preparador físico unionista.

Al menos, Berrocal da gracias por el hecho de que durante la semana, en los entrenamientos, la plantilla podrá habituarse al calor, ya que se esperan temperaturas similares a las que habrá el día del partido en Castellón, eso sí, con bastante menos humedad. Por eso ya ha preparado un plan de trabajo junto a D’Alessandro y se permite aconsejar a los futbolistas tanto para el trabajo durante la semana como para el mismo día del partido: “El consejo que les doy a los jugadores es que se hidraten mucho durante el partido, tanto con agua como con sales azucaradas y electrolitos, y que descansen durante la semana, porque vamos a necesitar muchas energías. Nos vamos a ir adaptando durante la semana a la temperatura. El día del partido vamos a adelantar también el horario de comidas para tener siempre un margen de tres horas para que haya una buena digestión”, confirma Berrocal, cuyos argumentos son sólidos, aunque la LFP no los tenga en cuenta.