Benzema responde en el campo tras un intento fallido de rotaciones por parte de ‘Mou’

LA MEJOR OCASIÓN FUE VISITANTE. El Mallorca, en las botas de Nsue, tuvo la oportunidad más clara del encuentro al estrellar un balón en la madera
EFE
Un solitario gol de Karim Benzema salvó al Real Madrid de un tropiezo con el Malloca que habría dejado la Liga vista para la sentencia, y fue la respuesta en el campo del delantero francés, criticado por Kaká y José Mourinho esta semana, tras un intento fallido de rotaciones pensando en las semifinales de Copa del Rey.

Benzema despertó para rescatar al Real Madrid. Ocurrió en el Santiago Bernabéu algo impensable en las últimas fechas cuando Mourinho sentaba a Karim en el banquillo mientras pedía desesperadamente un 9 en el mercado invernal. Pero al francés se le exige más. Sus últimas voluntariosas actuaciones con asistencias no tenían premio porque le faltaba el instinto goleador.

El Real Madrid dejó ayer una de las primeras partes más inquietantes de la temporada. La afición del Bernabéu estuvo entre el bostezo y la incomprensión. El mes de enero, cargado de partidos y sin rotaciones, pasa factura y Mourinho es consciente. Apostó por cambios. Quien sabe si tarde. Gago, Granero y Kaká al once. El fútbol vertical perdió su sentido.

Sin el futbolista que pone orden al fútbol blanco, Xabi Alonso, y el que da sentido al ataque, Mesut Özil, el Real Madrid se convirtió en un equipo previsible. Fue Álvaro Arbeloa el único que sorprendió, con sus continuas incorporaciones vistas por Granero.

Con Cristiano algo desenchufado ante tanta fatiga de partido, Kaká no apareció. El brasileño hace su particular pretemporada en partidos. Falto de ritmo frena la velocidad de juego y anda a años luz de poder aportar la calidad que le convirtió en uno de los grandes.

El Real Madrid pasó la primera parte sin tirar a la portería de Aouate. De hecho, la mejor ocasión fue mallorquinista. Un despiste defensivo de Marcelo, que aún estaba en el otro área, no tuvo la cobertura del mediocentro. Fernando Gago no tapó y Nnsue apareció por una autopista sin rival. Chutó al palo ante la salida a la desesperada de Casillas y el coliseo blanco enmudeció.

Pero el que perdona la paga. Webo lo hizo al poco de comenzar la segunda parte y Benzema en el 61 hizo el único tanto del encuentro.