Béjar y Palacios Rubios reciben el distintivo de Ciudad de la Ciencia y de la Innovación

Alcaldes. Acudieron los primeros ediles de ambos municipios para recoger el galardón directamente de manos del Príncipe de Asturias en Madrid
LUIZ IBÁÑEZ
Sus Altezas Reales, los Príncipes de Asturias, acompañados por la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, y por el vicepresidente primero y ministro de de Política Territorial, Manuel Chaves, presidie-ron el acto de entrega de los distintivos Ciudad de la Ciencia e Innovación otorgados en esta primera edición por el propio Ministerio de Ciencia e Innovación a los 30 municipios, destacados en el importante esfuerzo y compromiso que han venido desempeñando con la investigación, desarrollo, e innovación; así como su contribución desde la esfera local al cambio de modelo productivo a través del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad.

Béjar fue triplemente protagonista del evento ya que, además de estar galardonada con el reconocimiento entre las diez poblaciones mejor consideradas en la ejecución de los proyectos innovadores en la categoría de municipios de menos de 20.000 habitantes, al ser mencionada por Garmendia en su discurso de apertura del acto citando a Béjar como “un ejemplo de localidad que ha reconvertido su industria textil en industrias de energías renovables”, recordando su visita el pasado mes de noviembre a la fábrica de paneles solares, Unisolar, “en la que pude ver a una pequeña ciudad industrial que aborda con valentía su incorporación a la economía verde y al turismo de calidad, dejando atrás un pasado centenario de manufactura textil, del que se siente orgullosa y en el que se sigue inspirando”, y la calurosa bienvenida ofre-cida por el alcalde de Béjar, Cipriano González Hernández. Asimismo, Béjar también fue protagonista por ser la primera población en ser distinguida al seguir, por protocolo, un riguroso orden alfabético en la entrega del galardón y convertirse de esa manera en la primera localidad en recibir el reconocimiento. González Hernández recogió la distinción de manos de su Alteza Real, el Príncipe de Asturias, don Felipe. El regidor bejarano acudió al acto acompañado de una comitiva representativa del Ayuntamiento, compuesta por la concejal de Turismo, Concepción Pérez Escanilla, la portavoz del equipo de Gobierno y edil de Comunicación, Blanca Cerrudo Sánchez, y los responsables del Área de Ordenación del Territorio, los concejales Elena Martín, de Medio Ambiente, y Manuel Martín Bejarano, de Urbanismo. Posteriormente, se fueron nombrando sucesi-vamente el resto de las 29 poblaciones tituladas por el sello de Ciudad de Ciencia e Innovación. Finalmente, el Príncipe concluyó el acto animando a continuar la tarea emprendida en la consecución de estos reconocimientos y ejecutando los proyectos de innovación y progreso, a pesar de las dificultades, dada la coyuntura económica, que podrían darse para llevarlos a cabo, avanzando en ese terreno mediante actuaciones municipales.

El anuncio
Cabe recordar que la postulación de Béjar al sello de Ciudad de la Ciencia e Innovación comenzó el pasado mes de noviembre, con la visita de la ministra al municipio textil, y el primer edil anunció en ese momento que se iba a reivindicar el la distinción “aspirando a ella por méritos propios”, y basándose en la reconversión de una ciudad, dependiente de una industrial textil, a “ser seña de identidad en el oeste de España de la innovación y de la investigación en materia de energía renovable”. En aquella ocasión, Garmen-dia respaldó la propuesta y animó a la presentación de la solicitud para que Béjar consiguiera el galardón mostrando su apoyo a la candidatura que “tendrá la colaboración leal del Ministerio en querer acompañar a la ciudad en este tránsito”. La solicitud se registró de manera oficial en Madrid cuatro días más tarde, el 15 de noviembre, junto con toda la documentación aportada por el Consistorio.

Este reconocimiento, por un periodo de tres años renovable en función de las futuras actuaciones, proporciona una serie de ventajas como formar parte la Red de Ciudades de la Ciencia y la Innovación, también denominada Red Innpulso, donde se potenciará la relación entre los ayuntamientos y la realización de proyectos de colaboración. Asimismo, significa la obtención de la autorización oficial para que el municipio pueda usar la distinción en la comunicación y promoción de Béjar, tanto a nivel nacional como internacional, impulsar proyectos de colaboración entre los diferentes municipios que lo han obtenido, la integrándose en una red del grupo de trabajo del Ministerio de Ciencia e Innovación para atraer el turismo científico, la promoción internacional en eventos relacionados con los proyectos de I+D+i, y la consideración preferente para ubicación de instalaciones científicas y tecnológicas de titularidad o participación estatal, así como para la celebración de congresos.