BÉJAR. Los alumnos de Derecho se van a Plasencia por falta de clases ‘on line’

Alternativa. Estudiantes de la UNED han pedido un traslado de expediente para matricularse en la ciudad cacereña donde sí existen los requerimientos necesarios para las tutorías que les prometieron
CARLOS BERMEJO

El antiguo centro de formación de profesores, situado en la plaza Primero de Mayo, es desde primeros de curso, la nueve sede de la Universidad Nacional a Distancia en la ciudad de Béjar, donde los bejaranos pueden estudiar cualquiera de las 22 titulaciones que en la actualidad ofrece la UNED. Sin embargo, el número de alumnos matriculados ha disminuido después de que un grupo de estudiantes de la titulación de Derecho, hayan pedido el traslado de expediente al centro de Plasencia.

La razón del traslado, según el testimonio de los propios alumnos, ha sido que “nos prometieron clases y tutorías presenciales en las titulaciones con más demanda y en su defecto, por videoconferencia en las que hubiera menos alumnos matriculados y una vez empezado el curso hemos comprobado que no ha sido así”. Según los estudiantes disconformes, “a la vista de que el problema no se iba a solucionar hemos optado por trasladar el expediente y realizar una nueva matrícula en Plasencia, donde sí se dan todos los ofrecimientos que nos prometieron en Béjar”.

En el momento de la presentación oficial de esta sede se afirmó que se trataba de un aula virtual en el que los alumnos podrían agilizar y mejorar su demanda de formación universitaria, y donde además podrían plantear dudas online a sus tutores, asistir a clases por Internet, consultar y descargar temario y plantear sus dudas a través de la red.

Al respecto, desde la propia UNED han explicado que el edificio dispone de todos los requerimientos tecnológicos necesarios para alojar el aula virtual asociado al centro de Zamora. Además han explicado que al material existente se ha sumado el específico que aporta la propia UNED, que ha sido una pantalla de videoconferencias y pizarras interactivas, cuyo uso compatibilizará con los alumnos del curso de posgrado de la empresa CT3 encargada de inaugurarlos. El aula tecnológica de Béjar depende del centro asociado de Zamora ya que este aula debe estar adscrita a un centro oficial de la misma Comunidad Autónoma, y no del de Plasencia, como se había especulado por razones de proximidad geográfica en un principio. A este respecto los alumnos que han anulado su matrícula han explicado que “las distancias geográficas y las comunicaciones son más beneficiosas para nosotros con Plasencia que con Zamora”, centro al que hubieran tenido que desplazarse para realizar sus tutorías y exámenes.

El colectivo ha recordado las palabras de la vicerrectora de innovación tecnológica, Covadonga Rodrigo San Juan, quien confirmó en su día estar “muy interesada en dar un salto tecnológico muy importante en todos sus centros y aulas, del que Béjar será un ejemplo”.

De igual modo, la vicerrectora explicaba en la presentación del aula ante los medios que “la primera tarea del nuevo aula será analizar los expedientes de los bejaranos que en la actualidad estudian en las sedes de Plasencia o Zamora con la finalidad de analizar la mejor manera de incorporarlos al nuevo aula bejarana”. “De este modo, se ahorrará en desplazamientos y se avanzará en la flexibilidad de horarios al fortalecer la enseñanza universitaria con seminarios en el propio aula o tutorías”.