Baterías que se recargan en 20 segundos

Una adolescente estadounidense ha desarrollado unas baterías capaces de cargarse por completo en 20 o 30 segundos y que podrían aguantar 10 veces más ciclos de carga.

Una adolescente estadounidense ha desarrollado unas baterías capaces de cargarse por completo en 20 o 30 segundos basadas en supercondensadores y con cierto grado de flexibilidad por lo que podrían ser aplicadas a varios sistemas. Además de la rapidez de carga, estas baterías podrían aguantar 10 veces más ciclos de carga.

 

Una joven estadounidense de 18 años de California, Eesha Khare, presentó el pasado miércoles su proyecto, unas baterías desarrolladas a partir de supercondensadores con un corto periodo de carga, al Intel ISEF 2013 promovido por la compañía tecnológica para jóvenes inventores realizado en Phoenix (Estados Unidos).

 

Con este nuevo invento, la estadounidense ha ganado el primer premio del concurso Foundation Young Scientist Award, consistente en una beca para Intel valorada en 50.000 dólares(38.815 euros) por el original invento.

 

Khare comenzó a investigar este campo de la tecnología debido a que, como usuaria de 'smartphone', observó la rapidez con la que las baterías de estos dispositivos se agotan. "Mi batería siempre se muere", declaró.

 

Por ello, decidió buscar nuevos materiales con los que poder crear una batería que aumentara el tiempo en el que se mantiene cargada así como el número de cargas que se pudieran realizar en su ciclo de vida. De esta manera, pensó en los superdensadores, un material capaz de almacenar gran cantidad de energía sin deteriorarse en gran medida, por lo que puede realizar mayor número de cargas.

 

Así, Khare desarrolló unos dispositivos de pequeño tamaño, capaces de instalarse en la batería de un 'smartphone'aumentando el número de ciclos de carga hasta los 10.000 frente a los 1.000 actuales, y reduciendo el tiempo de carga, permitiendo que la batería se cargue por completo en 20 o 30 segundos y admitiendo mayor carga que las baterías convencionales.

 

Además, las baterías desarrolladas por la joven tienen cierto grado de flexibilidad por lo que se piensa en un mayor número de aplicaciones fuera de la tecnología móvil. "También es flexible, así que puede usarse en pantallas enrollables, ropa y telas", afirmó Khare.

 

Por ahora, estos dispositivos sólo se han probado en una lámpara LED pero la idea de la joven es su aplicación en 'smartphones' y otros equipos portátiles.