Baskonia sufre en su estreno ante Efes

Los vascos sudaron de lo lindo para hacer valer la actuación estelar de un Bargnani que terminó desinflándose en los compases finales.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

BASKONIA: Larkin (9), Shengelia (16), Blazic (8), Hanga (6) y Bargnani (26) --quinteto inicial--; Voigtmann (12), Cooney (-), Luz (-), Diop (3) y Akognon (5), .

 

ANADOLU EFES: Honeycutt (3), Granger (9), Brown (16), Omic (4) --quinteto inicial--; Osman (13), Cotton (13), Heurtel (6), Thomas (9) y Dunston (11).

 

PARCIALES: 25-27, 24-24, 19-22, 17-11.

 

ÁRBITROS: Christodoulou (GRE), Paternico (ITA) y Koljensic (MNE). Expulsaron a Hanga por parte del Baskonia.

 

SEDE: Fernando Buesa Arena. 10.126 espectadores.

El Baskonia ha comenzado su andadura en la Euroliga con una sufrida victoria ante Anadolu Efes (85-84) que no se concretó hasta el último segundo, puesto que Brown se jugó sin suerte el tiro del triunfo para los turcos en la última posesión del partido.

 

Los vascos sudaron de lo lindo para hacer valer la actuación estelar de un Bargnani que terminó desinflándose en los compases finales, logrando una renta mínima en un continuo intercambio de golpes que no se resolvió hasta el final. Pese a la endeblez demostrada durante casi todo el choque, Sito Alonso dio con la tecla para secar el grifo anotador de su rival en el momento justo, recibiendo únicamente 11 puntos en un cuarto parcial para enmarcar.

 

Shengelia comandó unos minutos incontestables de inicio en los que los locales penetraron con excesiva facilidad con un gran porcentaje de acierto. Sin embargo, Velimir Perasovic, que regresó a la que fue su casa la temporada pasada, se vio obligado a ajustar las piezas de su entramado defensivo ante la sangría que tuvo lugar y obtuvo un resultado inmediato.

 

La puntería de Baskonia se nubló en poco tiempo y dio paso a un juego entre distancias cortas en el que los otomanos lograron reponerse del todo. Esta remontada estuvo protagonizada por un Brown especialmente inspirado que se destacó en medio del correcalles en el que se convirtió el Buesa Arena y que concluyó con 16 puntos en su casillero.

 

Ante la escasa solidez mostrada en la retaguardia, ambos conjuntos encontraron vía rápida de entrada a canasta en los contraataques, que dejaron en evidencia a las transiciones en defensa a destiempo. Tratando de seguir de cerca los tirones del Efes, Bargnani tiró del carro alzándose como la referencia ofensiva de los verdes mientras nadie consiguió ser capaz de llevar la manija de un duelo en el que reinó la anarquía.

 

Pese a la gran actuación de Bargnani, autor de 26 puntos este viernes haciendo gala de múltiples recursos, cuatro faltas en su haber llegados al tercer cuarto entorpecieron su participación final, algo que aprovecharon los turcos para continuar con el tira y afloja que a la postre les perjudicó.

 

Con su estrella mermada, los de Sito Alonso tiraron de coraje para dar la cara en el tramo decisivo y lograron una breve distancia que desató la euforia local en el último cuarto, a pesar de que en ningún momento llegó a superar el +7.

 

Curiosamente, Baskonia comenzó a jugar rodado con la estancia en el banquillo de Hanga, Larkin y Bargnani, aunque reaparecieron para asegurar el la ventaja cosechada y certificar un triunfo sufrido hasta los últimos segundos. De hecho, Efes llegó a la última jugada con opciones y Brown llegó incluso a jugarse un triple para la victoria que no entró.