Barrero asegura que la "absurda" petición de Zoido "no sería aceptada" por la Mesa del Congreso de los Diputados

Javier Barrero.
El vicepresidente segundo de la Mesa del Congreso de los Diputados, Javier Barrero, ha tildado este domingo de "absurda" la solicitud del presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, para que el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, comparezca en el Congreso de los Diputados a cuenta del caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tramitados por el Ejecutivo autonómico; al tiempo que ha asegurado que si el asunto acabase llegando a la Cámara Baja, la Mesa "no calificaría esta iniciativa y no aceptaría su tramitación".
SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)



En un audio difundido por el PSOE-A, al que ha accedido Europa Press, Barrero ha aclarado que esa iniciativa del PP es "absurda" porque jurídicamente no es posible calificarla por la Mesa del Congreso ya que, según ha explicado, "es evidente que los presidentes autonómicos tienen sus propios niveles de control a través de sus parlamentos respectivos, tanto en las actuaciones que realizan en el presente como en las actuaciones que hayan podido realizar en el pasado y en toda su carrera jurídica".

Por tanto, el también presidente del PSOE de Huelva ha subrayado que se trata de una petición "jurídicamente absurda". Es más, para ejemplificar su postura, Barrero ha comparado esta propuesta de Zoido con "lo absurdo que resultaría que el Congreso calificara como correcta una iniciativa de cualquier grupo que pidiese que un antiguo ministro de la época de Franco, por ejemplo, Utrera Molina, el suegro del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, compareciera porque en su día tuvo algún tipo de acción que se considere digna de reproche u oposición; o igual de absurdo como que el Parlamento andaluz solicitara la comparecencia del expresidente del Gobierno José María Aznar porque redujo claramente las inversiones par Andalucía en los presupuestos que aprobó", explica Barrero.

Así, el vicepresidente segundo de la Mesa del Congreso de los Diputados se ha mostrado sorprendido por que "una persona jurídicamente formada --en referencia a Zoido-- no tiene sentido que proponga" una iniciativa como ésta, y es que, a su juicio, da la impresión de que esta petición se produce como consecuencia "de una cierta incompetencia para hacer un buen control parlamentario en la Comunidad autónoma en donde los votos le han puesto".

"Si esta iniciativa, que dudo que llegue al Congreso, accediera a él y no fuera sencillamente una simple búsqueda de propaganda ante los medios, la Mesa de la Cámara Baja no calificaría esta iniciativa y no aceptaría su tramitación", ha concluido el socialista.