Bárcenas niega que las donaciones al PP tuvieran relación con adjudicaciones públicas

Luis Bárcenas

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, ha negado que las donaciones realizadas al partido tuvieran relación con las adjudicaciones de obras realizadas por las administraciones públicas en Baleares, o en cualquier otra autonomía.

Así lo ha indicado durante la comisión de investigación de Son Espases en el Parlament, en la que ha comparecido desde videoconferencia desde la cárcel madrileña de Soto del Real, donde se encuentra en prisión.

 

Durante su comparecencia, Bárcenas ha explicado que las donaciones que recibía el PP no eran "a consecuencia de ninguna adjudicación pública", sino que "era una operación por parte de las empresas, de relaciones públicas, de tener buena relación con el partido".

 

Así, ha indicado que el interlocutor de estas operaciones normalmente era el extesorero nacional del PP, Álvaro Lapuerta, si bien ha añadido que él también solía estar presente. En este sentido, preguntado por si esta situación se producía en Baleares, ha considerado que el presidente del PP en Baleares "no recibía personalmente ese dinero" porque sería el gerente del partido de cada isla o de la comunidad el que lo gestionaría.

 

"LLEVAMOS UNA CONTABILIDAD PARALELA"

 

"El tesorero Álvaro Lapuerta y yo llevábamos una contabilidad paralela durante una serie de años", ha declarado Bárcenas antes de negar que el PP tenga cuentas en paraísos fiscales puesto que "las únicas aportaciones recibidas en el PP han sido aportaciones en metálico, en cuenta corriente, o bien los papeles del PP de anotar aportaciones en efectivos y se lleva una contabilidad paralela en determinados pagos". "Nada de transferencias a paraísos fiscales, las cuentas en Suiza son de Luis Bárcenas", ha manifestado.

 

En cuanto a Son Espases, hospital del que ha dicho tener conocimiento a raíz de los medios de comunicación y de esta comisión, Bárcenas ha considerado que la relación entre unas donaciones por parte de Villar Mir y el concurso para la construcción del centro se debe a una "casualidad".

 

"Eso es casualidad, las aportaciones no tenían carácter finalista". "Lapuerta dejaba claro que aceptaba la cantidad pero no tenía carácter finalista", ha declarado antes de explicar que "lo máximo" que podían conseguir los empresarios sería "tomar café" con determinados cargos pero "sin interesarse por nada en concreto".

 

LA RELACIÓN ENTRE VILLAR MIR Y LAPUERTA ERA "ESTRECHA"

 

Bárcenas ha dicho desconocer si Lapuerta habló con alguien sobre Son Espases aunque ha admitido que la relación entre éste y Villar Mir era "estrecha". En cualquier caso, ha considerado que de esto no se puede establecer ninguna relación con la adjudicación del hospital.

 

Asimismo, ha entendido que la importancia de las obras de Son Espases es mucho mayor que las donaciones realizadas por Villar Mir. "Es una obra muy muy importante, si aplicamos los baremos catalanes en cuanto a porcentajes la cantidad que saldría sería muy superior a entregar al partido", ha manifestado negando así que las donaciones tuvieran relación con el hospital.

 

No obstante, posteriormente ha precisado que con esta declaración había "pretendido bromear al decir que no entra en los parámetros cuando Maragall se refirió al famoso 3 por ciento. Si hubiera sido como una contraprestación a una obra es una cantidad pequeña".

 

MATAS NO HA TENIDO CONTACTO CON LAPUERTA

 

"Si le interesa mi opinión, estoy absolutamente convencido de que Lapuerta no ha recibido ninguna cantidad con compromiso de obtener nada para Villar Mir y, en lo que conozco a Matas, que creo que lo conozco, no me consta que haya estado en contacto con Lapuerta, Acebes o el presidente nacional para ofrecer ninguna cantidad como consecuencia de que se le adjudicase una obra. Esa es mi opinión y creo que es objetiva".

 

Por otro lado, en cuanto a la contratación de las agencias de publicidad Nimbus y Over Marketing, Bárcenas ha explicado que el partido tenía "plena autonomía" a nivel regional para adoptar decisiones de este tipo.

 

Sin embargo, ha explicado que desconoce a Nimbus y de Over Marketing sabe que su dueño era Mercado, un "proveedor habitual del partido a nivel nacional y en otras autonomías". Según ha dicho, a consecuencia de que Mercado participó en diferentes eventos de la formación, conoció a distintos responsables políticos y algunas CCAA decidieron contratar sus servicios. Su contratación en Baleares, ha asegurado, "una decisión objetiva y autónoma" del partido en las islas.

RELACIÓN DE MERCADO CON PP ERA "LIGERA Y MARGINAL"

   También ha señalado que la relación de Mercado con el PP nacional era "ligera y marginal" y que "en ningún caso el PP nacional se interesó por promocionar la empresa en otras CCAA", ha manifestado después de que el socialista, Antoni Diéguez, haya recordado que su contratación se produjo a petición del entonces secretario general del PP balear, José María Rodríguez.

   En cuanto a la compra de la sede actual del PP balear, ha dicho que se produjo una reunión con un empresario gallego, Antonio Pinal, quien colaboró en esta adquisición junto a otros empresarios, cuyos nombres no ha especificado al no recordarlos.

Noticias relacionadas