Barack Obama acepta la nominación del Partido Demócrata para repetir mandato

Ha dicho que ha puesto en el buen camino a la economía estadounidense, avances que, a su juicio, se verían amenazados por el retorno al poder del Partido Republicano
El presidente estadounidense, Barack Obama, ha aceptado este jueves la nominación demócrata como candidato a las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre en la convención del partido celebrada en Charlotte, según ha informado la cadena estadounidense CNN.

Durante su discurso, el mandatario ha argumentado que bajo su gobierno se ha rescatado y puesto en el buen camino a la economía estadounidense, avances que, a su juicio, se verían amenazados por el retorno al poder del Partido Republicano. En este sentido, ha presentado los comicios como una elección "entre visiones totalmente diferentes" respecto a asuntos fundamentales que impactarán sobre las próximas generaciones.

Asimismo, ha reconocido que la esperanza de la nación ha sido puesta a prueba desde que habló por primera vez en una convención del partido, en 2004, pero ha solicitado a la población que miren más allá del carácter "trivial" de las campañas electorales y se fijen en la magnitud de las elecciones.

"Cuando todo está dicho y hecho --cuando cojáis la papeleta-- os enfrentaréis a la elección más clara de la presente generación", ha dicho. "En los próximos años, Washington tomará grandes decisiones, sobre trabajo y economía; impuestos y déficit; energía y educación; guerra y paz; decisiones que tendrán un gran impacto en nuestras vidas y las vidas de nuestros hijos en las próximas décadas", ha destacado.

"Es una elección entre dos caminos diferentes para Estados Unidos, una elección entre dos visiones fundamentalmente diferentes del futuro", ha reseñado Obama. Por ello, ha pedido a la población que se una alrededor de "un plan real" para hacer frente a los problemas más importantes a los que se enfrenta su campaña: la alta tasa de desempleo, la lenta recuperación económica, el déficit crónico y el aumento de la deuda.

"Si os echáis atrás ahora, si caéis en el cinismo de que el cambio por el que luchamos no es posible, el cambio no tendrá lugar", ha recalcado Obama. "Solo vosotros podéis hacer que no ocurra. Solo vosotros tenéis el poder de hacernos avanzar", ha añadido.

"No pretendo hacer ver que el camino que ofrezco es rápido y fácil. Nunca lo he hecho. Llevará más que unos pocos años solucionar los desafíos que se han generado durante décadas", ha remachado.

Entre sus objetivos, el presidente estadounidense ha anunciado la creación de un millón de puestos de trabajo en manufacturas de cara a 2016, la duplicación de las exportaciones a finales de 2014 y la reducción del déficit federal en 4.000 billones de dólares (alrededor de 3.165 billones de euros) en la próxima década.

Otros objetivos son reducir a la mitad la importación de petróleo de cara a 2020, el recorte en un 50 por ciento del crecimiento de las tasas universitarias en los próximos diez años, la preparación laboral de dos millones de trabajadores y el respaldo al desarrollo del sector del gas natural.