Báñez: del Ministerio "no ha salido información de ningún trabajador"

La reforma debe ayudar a una nueva cultura empresarial y laboral
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha negado haber filtrado los datos del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del PSOE. "Desde el Ministerio de Empleo no ha salido ni saldrá nunca información confidencial de ningún trabajador, sea del PSOE o de cualquier empresa", ha subrayado.

A preguntas de la prensa, la ministra también ha animado este lunes en Santander al PSOE y, en concreto, a su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, a que utilice la reforma laboral que ha entrado en vigor este domingo; a que emplee la "flexibilidad" que ésta proporciona para que se "siente con los trabajadores en su propia casa" y "dialogue y acuerde con ellos diferentes condiciones de trabajo antes que despedir a ningún trabajador".

Ante la insistencia de los periodistas sobre si la información del ERE del Partido Socialista se filtró a través de la cuenta de correo electrónico de la ministra, Báñez ha subrayado que "lo único cierto" es que ella ha conocido a través de los medios de comunicación el expediente del PSOE "con la intención de despedir a decenas de trabajadores".

Y ha reiterado que "no ha salido ni saldrá nunca ninguna información confidencial, sea del PSOE o sea de cualquier otra empresa" desde el Ministerio. En este sentido, ha manifestado que "lo único que puedo decir" es que Rubalcaba y el PSOE "tienen un problema", porque, a su juicio, lo que quieren es "negar" que tienen intención de despedir a "decenas de trabajadores".

"No saben cómo explicar a los ciudadanos que en su propia casa, siendo Partido Socialista Obrero, O de obrero, son incapaces de dialogar y ponerse de acuerdo con sus trabajadores y ajustar el gasto corriente antes que despedir a ningún trabajador", ha denunciado Báñez.

Al respecto, la ministra ha vuelto a animar al PSOE a que utilice la reforma laboral, "cuyo corazón es la flexibilidad", y "cambie las condiciones de trabajo" de sus empleados. "Que moderen salarios y reduzcan jornadas antes de despedir a ningún trabajador", ha instado. Porque, ha recordado, los empleados del PSOE "también tienen derechos".

REFORMA LABORAL

Al hilo, Báñez ha destacado que tanto su Ministerio como el Gobierno de Mariano Rajoy están "muy satisfechos" por la entrada en vigor este domingo de una reforma laboral "para la confianza y el empleo"; una reforma que "da respuesta a las preocupaciones de más de cinco millones de españoles que hoy están parados y a la mitad de los jóvenes de nuestro país que no tienen oportunidades", ha dicho.

Igualmente, ha defendido que la reforma "piensa" en el tejido productivo español, compuesto en un 95% por pymes y autónomos; y plantea la "flexibilidad" como "gran alternativa al despido". "Es decir, que los trabajadores y los empresarios superen juntos la crisis y lo último que utilicen las empresas para ajustar sea despedir trabajadores", ha remarcado.

También ha considerado que la reforma debe ayudar a una nueva cultura empresarial y laboral que permitirá que los trabajadores "tengan más derechos y estén más seguros sus puestos de trabajo; que tengan mejor formación para tener más oportunidades y haga nuestras empresas cada día más competitivas, que es la mejor manera de que superemos la crisis y apostemos por un empleo de calidad y estable en nuestro país", ha concluido.

La ministra se ha pronunciado así a preguntas de los medios antes de inaugurar el seminario 'Envejecimiento activo y prolongación de la vida laboral', que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, y donde ha destacado que la sostenibilidad del sistema de pensiones es "la gran joya de la solidaridad y del Pacto de Toledo".