Banco Ceiss, obligado a devolver 400.000 euros tras seis condenas en contra, cuatro en Salamanca

Juan José Santos, presidente de Ausbanc Salamanca

El delegado de Ausbanc en Salamanca, Juan José Santos, ha ofrecido los detalles de seis sentencias que condenan a Banco Ceiss a devolver casi 400.000 euros a cuatro clientes de Salamanca, además de a un cliente de Zaragoza y otro de Madrid, por venta de preferentes sin ofrecer la información adecuada.

Las sentencias coinciden en anular los contratos por vicio del consentimiento ya que los clientes, sin conocimientos financieros, no fueron informados por parte de la entidad ni sobre el producto que contrataban ni sobre los riesgos que corrían.

 

Las recientes Sentencias de  los Juzgados de Primera Instancia nº2 y 5  de Salamanca, conseguidas  por los Servicios Jurídicos de AUSBANC vienen a confirmar estos argumentos. Estas sentencias hacen especial hincapié en una serie de criterios importantes y novedosos que destacan:

 

-      Producto complejo por la dificultad de seguimiento de la rentabilidad y cotizar en un mercado secundario.

 

-      Solo se destacó lo positivo, la rentabilidad, ocultando riesgos del mismo.

 

 

-      El test de conveniencia ha sido preimpreso por la entidad y completado por ella misma, siendo un mero formalismo para pasar el trámite.

 

-      Nos encontramos ante un verdadero asesoramiento financiero de inversión, que exige también el test de idoneidad, y su ausencia lleva a presumir falta de conocimiento suficiente del producto y sus riesgos, lo que vicia el consentimiento.

 

-      La firma de la Orden de Valores no presupone conocimiento del producto.

 

-      La firma del Resumen de Emisión, simplemente acredita que el documento ha sido entregado, no que dicha entrega haya sido con anterioridad a la firma del contrato, y que suponga la comprensión de su contenido.

 

-      Son nulas las declaraciones de ciencia contenidas en los documentos firmados en cuanto a afirmaciones de conocimientos del producto o recepción de documentación.

 

-      El cobro de cupones  periódicos no supone la aplicación de la doctrina de actos propios.

 

-      La ocultación de tales datos, sin tener en cuenta las condiciones personales del cliente, la ligereza en la forma de realización de los test de conveniencia, el no facilitar una mayor información ante la supuesta insistencia del cliente, dispuesto a asumir los riesgos, la infracción de la normativa MIFID y el general de la legislación anteriormente citada, hacen que debamos proceder a revocar la sentencia de instancia, declarando la nulidad de los contratos suscritos.

 

-      Las omisiones y deficiencias en la información ofrecida por el banco demandado, provocó en los clientes un conocimiento equivocado sobre las cualidades del producto suscrito, incurriendo así en error sobre la esencia del contrato.

 

Es evidente que los demandantes, contrataron el producto que les ofrecía la entidad financiera, con manifiesto error acerca de las condiciones del mimo, error, en el que no sólo incurrieron por su desconocimiento de productos financieros, sino también, como consecuencia de la omisión por parte de los representantes de la entidad bancaria de la necesaria diligencia en el ofrecimiento de los productos, según lo indicado con anterioridad, pudiendo incluso llegar a admitir la existencia del dolo por omisión, al ocultar condiciones esenciales del producto ofrecido…”

 

Desde Ausbanc se anima a los afectados reclamar mediente demandas individuales que son la mejor fórmula para recuperar el 100 por cien del dinero invertido. Además recuerdan que el FROB puso sobre la mesa el año pasado 402 millones para cubrir pleitos de los bonistas que no aceptaron la oferta de canje que en su día propuso Ceiss.