Balta espera cerrar en dos o tres días la llegada del nuevo delantero

NOMBRES. Jugadores como Juanjo, Ogbeche o Saizar vuelven a estar sobre la mesa. CESIONES. El club no descarta un préstamo y valora muy positivamente las opciones de fichar a Ion Vélez o Ibrahima
D. G.

Las vacaciones de Balta valen 400.000 euros. El director deportivo unionista tenía pensado tomarse unos días de descanso a partir de esta semana después de un ajetreado verano, pero ha visto cómo el traspaso de Miguel Linares le obliga a tener que adentrarse de nuevo en el mercado a la caza y captura de un nuevo delantero que suponga competencia para Marcos Márquez.

Evidentemente, el Salamanca no va a invertir el dinero ingresado por Linares. Son casi 400.000 euros que servirán para cuadrar cuentas y ni mucho menos se variará la política de contrataciones. Pero al menos sí otorga cierto margen de maniobra a la hora de ofertar por los jugadores apetecibles. Se busca un delantero del mismo corte que Linares, es decir, el club entiende que el perfil necesitado no es el de Marcos Márquez, sino más bien un jugador rápido, trabajador y que incluso pueda actuar junto al punta sevillano en el caso de que el míster opte por hacerlo con dos puntas.

Aunque ayer ya se movieron algunos hilos a modo de primeras tomas de contacto, será a partir de hoy cuando Balta se ponga manos a la obra para cerrar una contratación que quiere dejar hecha en dos o tres días. Los nombres que hay encima de la mesa son varios. Por Bartolo Ogbeche ya hubo contactos hace unas semanas. Entonces, el futbolista parecía caro. Hoy el Salamanca entiende que el mercado lo debe haber abaratado y se trata de un jugador muy apetecible para la dirección deportiva. Otro con el que se contactó hace unas semanas fue con Gaizka Saizar, que terminó contrato con el Tenerife. El jugador maneja el interés del Numancia y del Albacete, pero aún no se ha decidido. Y luego está el nombre de Juanjo Expósito, que la pasada temporada actuó como cedido en el Córdoba y a quien el Racing busca una nueva salida, si es posible, con la carta de libertad. El futbolista cántabro ya ha estado a un paso de fichar por el Salamanca en dos ocasiones. Ha estado probando con el Watford inglés, pero ya ha vuelto a España para buscar equipo.

Cualquiera de esas tres posibilidades llegaría en propiedad. En un principio, ésa es la intención de la entidad unionista. Sin embargo, para esta incorporación no se ve con malos ojos concretar la cesión de algún jugador de Primera División. Uno que está en el mercado y que gusta en los despachos de la UDS es el atlético Ibrahima Baldé. Tiene una ficha cercana a los 200.000 euros y el Atlético de Madrid busca un club que le ayuda a pagar esa cantidad y que le acoja en forma de préstamo. El club colchonero tiene muy buenas relaciones con la UDS y no vería con malos ojos cederle a un club en el que sus ex jugadores siempre han mostrado un buen rendimiento. Ibrahima es un jugador muy cotizado. Ya estuvo a punto de ir al Recreativo, pero prefirió esperar por si salía alguna oferta en Primera. Ahora, con nueve días por delante para el cierre del mercado, no ve con malos ojos recalar en Segunda. También le quieren el Albacete y el Xerez de Javi López. Otro que saldría cedido y gusta es Ion Vélez. Aunque está lesionado, Caparrós le quiere dar salida y Balta ya preguntó por él hace unas semanas.