Balta descarta la posibilidad de fichar más salvo “sorpresa monumental”

MOTIVOS ECONÓMICOS. Solo la baja definitiva de Miguel abrió la puerta a Edu Bedia, cuya llegada obliga a retocar el presupuesto.
T. S.

La presentación de Edu Bedia como nuevo jugador de la Unión Deportiva Salamanca –circunstancia que hay que agradecer, según el vicepresidente Sergio Pérez, al impecable trabajo de la dirrección deportiva y al interés del jugador–, sirvió para que el propio director deportivo Balta dejara prácticamente descartada la posibilidad de que UDS reciba más refuerzos en el mercado invernal. Esgrimió dos razones: la económica y que cree que la plantilla está compensada y no necesita retoques. De hecho comentó que de no ser por la baja de Miguel no estaba previsto realizar ningún refuerzo. “Estamos contentos con la confección de la plantilla. No pensábamos hacer nada porque la situacion económica en la que estamos no nos permite fichar. Además la plantilla está bien confeccionada y los esfuerzos se realizan a final de verano. Lo de Edu es producto de la baja de Miguel, nos quedaba una vacante y teníamos que cubrirla sí o sí. A partir de ahí no tenemos pensado hacer nada”, señaló.

De hecho reconoció que la incorporación de Bedia supone un pequeño esfuerzo que no estaba en mente de nadie. “Creemos que tenemos una plantilla competitiva, compensada. El club ya ha hecho un pequeño esfuerzo que no estaba presupuestado con Bedia y, salvo sorpresa monumental, creo que no vamos a hacer nada. Aunque estaremos atenetos me atrevería a decir que no retoqueremos más”.

Eso sí, ahora que está aquí, Balta tiene muchas esperanzas en el joven jugador cántabro. “Va apuntando cosas importantes. Queríamos un jugador de garantías y en un primer momento nos fijamos en Edu Bedia. Tras los primeros contactos, él tuvo la oportunidad de jugar algún partido en Primera y el tema se zanjó pensando que no podría venir. Luego fue cuando se abrió otra vez la posibilidad de traerlo”, señaló el responsable deportivo del club.

La cesión del futbolista es hasta el 30 de junio y sin cláusulas especiales que le obliguen a disputar un número determinado de minutos o partidos. Hoy mismo se pondrá a las órdenes de Óscar Cano con la idea de acudir en la convocatoria frente al Cartagena.