Bajas laborales por accidente de tráfico en Salamanca: 10.000 días de trabajo y 750.000 euros

Un estudio revela que un accidente laboral de tráfico produce una baja de 42 días de media en la provincia de Salamanca. Además, 'cuesta' 10.000 días de trabajo y más de 750.000 euros.

Distracciones, fatiga y estrés son tres de los factores más habituales que influyen en los accidentes de tráfico que padecen los trabajadores en la ida o la vuelta al trabajo.

 

Según los últimos datos, en Salamanca se contabilizaron 241 bajas laborales debidas a accidentes de tráfico, el 9% del total de todas las bajas laborales (4 trabajadores accidentados a la semana).

 

Todas estas incapacidades temporales conllevan un coste laboral que asciende a 754.448 euros, alrededor de 3.130 euros por accidentado, según la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial (Formaster).

 

El informe recoge además que este coste laboral de más de 750.000 euros que suponen las bajas laborales por accidente de tráfico hay que sumar las cuantías de seguro e indemnizaciones, costes médicos y recursos sanitarios (ambulancias, costes de hospitalización, costes de rehabilitación y/o costes farmacéuticos y de tratamiento), defensas jurídicas, peritajes, disminución de la productividad en la empresa y deterioro del clima laboral entre compañeros.

 

Formaster, quiere hacer hincapié en los problemas y el coste económico que conllevan las bajas laborales por accidentes de tráfico. Asimismo, desde la Asociación recalcan que ni las empresas ni los trabajadores en Salamanca están concienciados del peligro que conllevan los desplazamientos en coche y lo que supone una baja laboral debido a un accidente de tráfico. 

 

Las bajas laborales por accidentes de Tráfico en Salamanca alcanzan una media de 42 días de convalecencia lo que supuso que se perdieran 10.070 días de trabajo por bajas laborales relacionadas con el tráfico. Unos datos por encima de la media nacional que están en 38 días de convalecencia. Las causas de las bajas laborales por accidentes de tráfico suelen ser lesiones variadas y leves.

 

El 53% son esguinces cervicales o dislocaciones debido a un accidente por alcance tanto trasero, frontal o lateral y por la mala colocación de la altura del reposacabezas; el 22,4% son por heridas o lesiones superficiales y el 14,7% por lesiones o heridas leves en los ojos (por cristales o trozos de plástico que saltan a los ojos o por golpes en la cara). Sólo el 8% de las bajas laborales por accidente de tráfico son por fracturas de huesos y el 5,5% por conmociones. De todas las bajas laborales por accidente de tráfico, el 97% de las lesiones suelen ser consideradas leves y sólo el 2% graves o mortales.

 

RIESGOS DE UN ACCIDENTE LABORAL

 

Los trabajadores que usan su vehículo para ir y volver del trabajo a casa o viceversa tienen cuatro riesgos importantes que pueden terminar en un accidente de tráfico y con ello en una baja laboral.

 

La distracción, la fatiga, el estrés y la agresividad que conlleva el tráfico. Por un lado cuando se habla de distracción es debido al uso del móvil mientras se conduce, principalmente para contestar llamadas o mensajes del trabajo o de clientes.

 

En relación a la fatiga es debido a no descansar bien la noche anterior, los largos trayectos in itinere para ir o volver al trabajo o no realizar descansos en trayectos largos, a lo que podemos sumar unos horarios no flexibles por parte de las empresas.

 

El estrés es el tercer factor que produce efectos negativos en los conductores. Para ello hay que pensar en otra cosa mientras se conduce, es recomendable poner música y si se conduce con compañeros de trabajo no hablar nunca de la jornada laboral.