Azucarera emplaza a los productores de remolacha a negociar acuerdos industriales con vigencia desde 2014

Ha indicado que valora cualquier iniciativa del sector para colaborar constructivamente dentro del futuro marco regulatorio europeo en el objetivo común del progreso
La empresa AB Azucarera ha recalcado este lunes su compromiso con el futuro de la remolacha y ha emplazado la negociación de acuerdos industriales con los productores de la materia prima que entren en vigor a partir de 2014, cuando concluye la vigencia del acuerdo alcanzado con la Junta de Castilla y León en marzo de 2008.

Azucarera ha estado presente en la reunión celebrada este lunes de la Comisión Sectorial del Cultivo de Remolacha, donde ha expuesto, según han señalado fuentes de la compañía en un comunicado, su posición en relación con el papel de la citada Comisión Sectorial y sobre el futuro del sector en el contexto de la nueva reforma.

Azucarera ha indicado que valora cualquier iniciativa del sector para colaborar constructivamente dentro del futuro marco regulatorio europeo en el objetivo común del progreso y la mejora de la producción remolachera y azucarera.

Al mismo tiempo ha reconocido que la Junta ha contribuido "significativamente" a garantizar la reestructuración del sector mediante el Acuerdo de Marzo de 2008, cuya vigencia finalizará en la campaña 2013/2014.

En este sentido, ha apuntado que mantendrá el compromiso con sus cultivadores a fin de desarrollar acuerdos industriales con efecto a partir del 2014, fecha del fin de la vigencia del acuerdo de 2008 que cubría las ayudas derivadas de la reestructuración de 2006.

"Estas negociaciones se llevarán a cabo en el marco de los acuerdos interprofesionales y reconocerán dos hechos imprescindibles a largo plazo", han explicado, con el fin de que, por un lado, la industria productora de azúcar de remolacha sea "competitiva y sostenible" en España, y, por otro, que los agricultores obtengan unos ingresos estables y satisfactorios a medio y largo plazo".

En las próximas semanas Azucarera dará a conocer, a los agricultores y sus representantes, una serie de medidas que comenzaran a aplicarse en octubre con el fin de que los agricultores dispongan de toda la información necesaria para la toma de sus decisiones.