Aznar plantea que Monti se presente a las elecciones porque ha sido fruto de una imposición y eso es "jugar con fuego"

José María Aznar
Cree que hay que dar "un margen" a Italia, pero admite que Europa vive una profunda confusión que no ayuda a los países a salir de la crisis


MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El expresidente del Gobierno José María Aznar, ha planteado que el primer ministro italiano, Mario Monti se presente a las elecciones italianas porque ha sido fruto de una imposición y considera que pretender gobernar Europa de manera tecnocrática es "jugar con fuego".

En declaraciones a la Cadena Cope, recogidas por Europa Press, al ser preguntado por la subida de la prima de riesgo tras el anuncio de Monti de dejar el Gobierno italiano una vez que se aprueben los presupuestos, Aznar advirtió que la situación en Italia "va a crear perturbación", pero dejó claro, "con todos los respetos", que la situación es "una perturbación en sí misma".

También, dijo que aunque Monti es una persona "absolutamente respetable" y "competente", su cargo no es fruto de "una expresión democrática". Por eso, planteó que se presente a las elecciones y que se hagan las cosas y se vistan "como hay que vestirse".

"Respetemos la voluntad democrática de los italianos, que se presente el señor Monti a las elecciones, que sea elegido democráticamente, que sea votado por la gente", ha insistido.

Aznar, ha argumentado que pretender gobernar Europa "sobre la base de gobiernos tecnocráticos no respaldados por los ciudadanos, es jugar con fuego". Además, considera que hay que darle "un margen" a Italia, aunque advierte que en Europa se viven unos "momentos de profunda confusión" que no ayudan a los países a salir de la crisis.

Por otra parte, en términos económicos, Aznar ha opinado que la reforma laboral está produciendo unos efectos "positivos" en cuanto a la capacidad de adaptación de las empresas. "Hay datos que son muy buenos como, por ejemplo, toda la adaptación de la empresa privada", ha defendido.

"Nuestra cuestión fundamental es que tenemos que ofrecerle al país un horizonte razonable de crecimiento para que tenga oportunidades, para que pueda respirar, para que pueda vivir, para que vuelva a crearse empleo y para que las cosas puedan volver a mejorar", ha argumentado. Sin embargo, ha admitido que no será una tarea "fácil" y que para eso habrá que cumplir los deberes y ser perseverantes.