Azafranal, apuesta del Ayuntamiento como calle peatonal

Imagen de la calle Azafranal, la última peatonalización en la capital. (Foto: Félix Rivas)

La decisión final del Ayuntamiento llegará después de que se lleven a cabo reuniones con los afectados para conocer su opinión, por el momento parece que todo apunta a aprobar el cierre al tráfico de manera definitiva.

La calle Azafranal de Salamanca seguirá por el momento siendo peatonal a falta de que se tome una decisión definitiva por los órganos competentes, según ha comunicado el alcalde la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco.

 

El primer edil ha visitado este miércoles las obras de esta calle, que  están llegando a su fin después de meses de trabajo que han servido para su mejora en su urbanización y accesibilidad.

 

Estos trabajos de mejora de accesibilidad en la vía, a falta de “pequeños remates pendientes”, se han llevado a cabo en el tramo comprendido entre Gran Vía y calle Deán Polo Benito, tal y como ha comprobado el alcalde, acompañado del concejal de Fomento, Carlos García Carbayo.

 

Fernández Mañueco ha agradecido a los vecinos y comerciantes su “comprensión, paciencia y colaboración” durante estos trabajos, que, como ha recordado, se interrumpieron desde el 20 de diciembre hasta el 8 de enero para facilitar la actividad comercial.

 

La remodelación de Azafranal ha permitido ganar espacio para el peatón gracias a la ampliación de la acera de la derecha con losa de granito. Para ello, se ha suprimido las plazas de aparcamiento (incluidas carga y descarga) situadas en el lado derecho de la vía sentido centro de la ciudad.

 

La calzada se ha adoquinado a la altura de la acera. Una fisonomía compatible con la restricción del tráfico rodado hacia el casco histórico que propone el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad de Salamanca, que actualmente está “en fase de estudio y diálogo” con representantes sociales, profesionales y técnicos, así como con la ciudadanía en general.

 

La remodelación, con un presupuesto de 128.691 euros, se ha completado con la plantación de cinco árboles, la colocación seis jardineras con especies arbóreas en la calle Azafranal y la instalación de seis bancos a lo largo de la vía.

 

Aprovechando la obra, la empresa Iberdrola ha mejorado sus redes para ofrecer también un mejor servicio a los ciudadanos, tal y como ha informado el Ayuntamiento.

 

PLAZA DEL EMPRESARIO

 

Esta reforma se suma a la materializada en la Plaza del Empresario que ha finalizado tras la colocación de cinco bancos y sillas, y la plantación de ocho ‘Ginkgo Biloba’, una especie de árbol de hoja caduca de porte mediano.

 

Las obras de la Plaza del Empresario han permitido también ganar espacio para el peatón con una zona que anteriormente no podía ser utilizada por los ciudadanos como una nueva zona de estancia gracias a un presupuesto de 57.193 euros.

 

En esta plaza se ha habilitado también una dársena para la parada de los autobuses de las líneas 1 (Los Cipreses-Buenos Aires por Plaza Mayor), 2 (Cementerio-carretera de Aldealengua) 3 (Garrido-San José por Plaza), 8 (La Aldehuela-Chamberí) y 9 (Capuchinos-El Zurguén).

 

La circulación de transporte público se mantendrá de la misma forma que ahora, los vehículos pasarán por Gran Vía en lugar de por la calle Azafranal como se hacía antes de comenzar las obras.