Ayuntamiento de Serradilla y Gerovitalia construirán una residencia basada en el modelo 'En mi Casa'

Jesús Zurita, Milagros Marcos, José Luis Gutiérrez y Diego Ortega

Con capacidad para 60 residentes y cuatro millones de inversión, funcionará con criterios de autonomía y a la demanda del usuario

 


VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de la localidad salmantina de Serradilla y Gerovitalia construirán, a través de una sociedad limitada, una residencia en la localidad con capacidad para 60 residentes y cuatro millones de inversión que se basará en el modelo 'En mi Casa', que aboga por la autonomía frente al cuidado y que funciona a demanda del usuario.

El alcalde de la localidad, José Luis Gutiérrez, ha explicado que el centro, que comenzará a construirse el próximo año y estará listo en 2014, tiene capacidad para 60 residentes a través de cinco unidades de convivencia y se traducirá en la contratación de 24,25 personas, fundamentalmente mujeres del medio rural, "mucho" para su localidad y su comarca.

"Una de las iniciativas que todo alcalde quiere es hacer una residencia de ancianos", ha reconocido el regidor de Serradilla, con 400 habitantes, antes de explicar que, con este deseo, el Consistorio creó una Sociedad Mixta aprobada hace un año en pleno y en la que el Ayuntamiento tiene un 15 por ciento y Gerovitalia, un 85 por ciento.

Al curso de capacitación impartido en colaboración con la Junta, en el que se ha formado a 14 mujeres, se sumará un curso de compromiso de contratación que, impartido por Geronvitalia, contratará a un 60 por ciento de los participantes.

Fue a continuación cuando se creó el programa 'En mi Casa' y, por ello, se acordó crear el centro multiservicios: una persona de referencia, figura que establece el modelo de la Consejería, que ayudará y atenderá las demandas de cuatro residentes que, según el alcalde, podrán poner sus cortinas, fotos, colchas y plantas en sus habitaciones, que tendrán salida a terraza y jardín, y que contarán con otra cama por si sus familiares quieren quedarse con ellos.

Las unidades de convivencia, con cocina, zona de recreo y demás servicios es "fundamental", según Gutiérrez, quien ha reiterado que su deseo radica en que los residentes se sientan "como en su casa" en una residencia ubicada en el pueblo y que extenderá, además, sus servicios al resto de vecinos de la localidad si así lo demandan.

AUTONOMÍA versus CUIDADOS

El director general de Gerovitalia, Diego Ortega, ha reconocido que hasta ahora todas las residencias se regían por un mismo modelo de gestión que va cambiando hacia la filosofía de 'En mi Casa', "sorprendentemente ágil y muy dirigido a la persona" y en el que son los usuarios quienes deciden qué, cómo y cuándo hacer las cosas.

De este modo y en un ambiente en el que nadie determinará las horas de levantarse, comida o la actividad lúdica, las personas mayores "van a ganar en calidad de vida", según Ortega.

Por su parte la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, quien ha detallado que el coste de este servicio oscilará entre 1.100 y 1.500 euros para los dependientes, ha aseverado que el reto, de cara al futuro, es la atención: en el año 2020 casi el 25 por ciento de la población será mayor de 65 años, el 64 por ciento necesitará apoyo y actividades de prevención y el 36 por ciento, atención directa.

Estas previsiones obligan, según la consejera, a garantizar la atención en una apuesta por los servicios profesionales y sostenibles centrados en las demandas de los usuarios: un modelo más flexible que se aproxime a lo que es un hogar, un cambio de imagen sobre las residencias y la facilitación de los servicios a domicilio.

Se trata, por tanto, de un modelo a la carta que contempla la figura del profesional de referencia y que se detiene tanto en la atención en los centros como en los domicilios, de manera que los usuarios podrán acceder, en los primeros, a atención residencial, centro de noche y de día, comedor y estancias temporales.

Los servicios a domicilio serían, entre otros, catering, asistencia personal, ayuda a domicilio y teleasistencia a los que se suman los servicios compartidos por ambos ámbitos: servicios de promoción de la autonomía personal, envejecimiento activo, lavandería, podología o peluquería.

"No se trata de vivir en un hotel, sino de que la persona esté atendida en su propio domicilio o que en una residencia esté como en su casa", ha aseverado Marcos, quien ha detallado que el nuevo modelo 'En mi Casa' supone el paso de la salud como prioridad a la dignidad, de la gestión como eje al usuario, de los cuidados al apoyo de la autonomía y de los consejos a las demandas.

Constituye, por tanto, un "cambio fundamental" en el concepto de atención que no precisa de "grandes cambios estructurales" sino de una modificación del modelo de atención, tal y como se pone de manifiesto en el caso de la residencia pública 'Los Royales', que comenzó de manera experimental con una unidad y cuenta ahora con cuatro.

Este nuevo modelo, ha avalado la consejera, es valorado por los profesionales, que han experimentado un incremento en su participación, y se desarrolla en la actualidad en al menos 43 centros privados de la Comunidad que ya cuentan con unidades de convivencia.