Ayana, oro y récord del mundo de 10.000 metros en la mejor carrera de la historia

Almaz Ayana

La atleta etíope Almaz Ayana se ha proclamado campeona olímpica en la final de los 10.000 metros en la primera jornada del atletismo de los Juegos de Río, disputada en el Estadio Olímpico Joao Havelange, y estableció un nuevo récord del mundo, con 29 minutos, 17 segundos y 45 centésimas.

Almaz Ayana, de 24 años, precedió a la keniata Vivian Cheruiyot (29:32.53) y a su compatriota, la también etíope Tirunesh Dibaba (29:42.56), plata y bronce, respectivamente en la carrera más rápida de la historia, en la que las cuatro primeras clasificadas -también la keniata Alice Nawowuna- bajaron de la barrera de los 30 minutos.

 

Ayana, que buscará un histórico doblete en el 5.000, mejoró de forma ostensiblemente la histórica anterior plusmarca mundial, que la ostentaba la china Junxia Wang, con 29 minutos, 31 segundos y 78 centésimas, desde hace 23 años, el 8 de septiembre de 1993.

 

No tuvo mejor estreno el atletismo en el Estadio Olímpico, que jaleó desde el inicio al grupo de 8 africanas, junto a la estadounidense Molly Huddle, que abrió una importante brecha sobre el resto de finalistas, entre ellas la española Trihas Gebre, que concluyó la 29 con mejor marca de la temporada (32:09.67).

 

 

Pero en el kilómetro 6, Ayana se distanció del resto de rivales, incluso de Vivian Cheruiyot, campeona del mundo de 5.000 y 10.000 y plata en Londres 2012 en 5.000 y bronce en 10.000, que no pudo seguir el ritmo de récord del mundo de Ayana, que inició sin descanso y con un estilo elegante su asalto a una histórica marca. La joven etíope amenaza ya en convertirse en la 'reina' del fondo de Río.