Avenida se coloca a un partido de la final ante un Rivas que vendió cara la derrota

Avenida se adelantó ayer en el marcador de las semifinales y se encuentra a un solo choque de la gran final. Sin embargo, el choque frente a Rivas fue tan duro e igualado como se esperaba.Las ripenses comenzaron haciendo daño desde el interior, con una Langhorne que hizo pasar muchos apuros a Lyttle, tantos, que la caribeña cometía su segunda falta personal recién rebasado el minuto 6 del primer cuarto.
Isabel de la Calle

Por parte de Avenida, sin embargo, hicieron más daño los dos triples seguidos con los que Silvia se encargó de dar la bienvenida al partido y la velocidad que imprimió a sus acciones Alba Torrens. Precisamente una de las más desaparecidas del primer cuarto, Anke de Mondt, fue la encargada de cerrar el parcial con un triple de ensueño desde el medio campo.

En el segundo cuarto, Jordi Fernández dio entrada a Isa Sánchez y Marta Xargay, sabedor de que la serie es larga y obliga a muchos esfuerzos de las jugadoras más castigadas durante la temporada.

Al poco de comenzar, Sancho cometía su tercera falta, por lo que Podkovalnikova tuvo también más minutos de los esperados e incluso compartió muchos de éstos con Podrug. La igualdad seguía patente en el marcador gracias al bajón ofrecido por Langhorne, mucho mejor sujeta por las charras en este segundo parcial (logró 14 puntos en los primeros diez minutos y sólo dos más al final del choque). El buen trabajo de Podkovalnikova y Le’Coe abajo compensaba, además, la ausencia de Lyttle, que se fue al descanso con un solo punto y que nada más comenzar el tercer cuarto (minuto 4) cometía su cuarta falta en medio del griterío local que protestaba, con mucha razón esta vez, el mal arbitraje de ayer.

En el minuto siete de este tercer cuarto, el partido volvía a empatarse a 42 con unos minutos de más errores que aciertos por ambas partes y en los que sólo Le’Coe Willingham lograba anotar por parte charra en juego.

Tras este tercer cuarto para olvidar por parte de ambas escuadras, los dos rivales encaraban el último parcial con cuatro puntos de renta para Avenida (46-42). Las charras, al menos, volvían a contar con Sancho Lyttle en la cancha desde el inicio y la caribeña lograba su primera canasta en juego del partido en el minuto dos.

Con la ayuda de una Anna Cruz que anotó cinco puntos seguidos, Rivas se colocó a uno (50-49), en el minuto cuatro, sin embargo, dos puntos de Podrug y una falta en ataque provocada sobre la propia poste de Avenida volvieron a dar cinco puntos de margen a las charras.

Con dos minutos y medio por delante, un nuevo error arbitral dio un pequeño respiro a Avenida, ya que se señaló una antideportiva absurda a Dubljevic por moverse en un bloqueo sobre Sancho, que dejó el marcador con siete puntos a favor de las charras (58-51) que resultaron ya definitivos para el devenir del encuentro.

Rivas, sin embargo, reaccionó al final con una Joens espectacular desde la línea de 6,25 metros, que puso a las visitantes a cuatro puntos (63-59) a falta de 27 segundos, cuando un minuto antes, Avenida había disfrutado de su mayor renta: diez arriba (61-51).