Avenida recibe con los brazos abiertos a Powell en su regreso a Salamanca

La norteamericana vuelve al club charro cinco años después y será de la partida mañana ya en la Supercopa ante Girona

Nicole Powell ha vuelto a Salamanca a aportar "mucho más que anotación", como ella misma ha asegurado esta mañana tras realizar una sesión de tiro en Würzburg.

La norteamericana reconoce que en los cinco años que han pasado desde que estuvo en Avenida ha sumado "experiencia e inteligencia y lo aplico en la pista".

Conocedora de los éxitos que ha tenido el club en el tiempo en el que la alero de las New York Liberty ha estado fuera de Salamanca, Powel reconoce: "Este equipo siempre ha aspirado a ganarlo todo, no pienso que ahora tengamos más presión. El club ha crecido en Europa, pero siempre atrajo a grandes jugadoras".

Además, Powell reconoce: "Fui muy feliz aquí y no tuve que pensármelo demasiado a la hora de aceptar la oferta porque además es un club muy importante".

La alero de Avenida reconoce, por otra parte, que su juego sigue siendo el mismo, aunque "aporto mucho más que anotación, porque además hay muy buenas jugadoras en el equipo que también pueden aportar en esta faceta", subrayó.


Powell, de 30 años, continúa siendo una de las exteriores más desequilibrantes de Europa y el pasado año lo volvió a demostrar en el Wisla Can-Pack entrenado por José Ignacio Hernández, con el que jugó la Final Eight y con el que promedió 15.5 puntos, 6.4 rebotes y 33 minutos por partido en la Euroliga. Tras jugar en la 2006/2007 en Salamanca, Powell ha pasado por el CSKA de Moscú, el Fenerbahce turco y el Wisla, con el que además se proclamó campeona de Liga y Copa.

En la WNBA, Powell pertenece a las New York Liberty con las que ha promediado 9.7 puntos y 4.2 rebotes en Liga y 16.7 puntos y 6 rebotes por partido en las semifinales de los play off, donde el equipo cayó eliminado. Por esta razón, la propia jugadora ha reconocido encontrarse "completamente en forma" para encarar el choque de la Supercopa ante Girona.

"El entrenador más feliz de la Liga Femenina"

Alberto Miranda, nuevo entrenador de la americana, reconoció que para él es "un lujo" contar con un fichaje como el de Powell y agradeció de nuevo al club que pongan en sus manos "tanto talento" porque le da la oportunidad de generar "muchas variantes tácticas". De este modo, concluyó "puede que ahora mismo sea el entrenador más feliz de la Liga Femenina".