Avenida necesita despejar su camino

Perfumerías Avenida necesita un partido serio y con pocos errores frente a Praga

El camino de Perfumerías Avenida en la presente edición de la Euroliga puede estar marcado de manera definitiva dependiendo de cuál sea el resultado de su enfrentamiento ante el USK Praga.

No es un partido cualquiera, es uno de esos enfrentamientos en los que no se puede fallar porque lo contrario sería ponerse una soga al cuello con muchos candidatos a apretarla de forma definitiva. Vencer, por el contrario, supondría la posibilidad de encarar un horizonte más despejado con el quinto puesto del grupo mucho más a mano y la opción de seguir mejorando. Por eso cuando se habla de final no se exagera demasiado. No es la última opción, pero casi y así lo deben entender equipo y afición.

 

Si se observa lo sucedido hasta ahora en esta edición de la Euroliga el USK Praga fue el primer adversario al que el equipo ganó pero desde entonces ha pasado mucho tiempo y también los dos conjuntos han pasado por muchas circunstancias. Perfumerías Avenida sigue buscando ese partido casi perfecto que no acaba de llegar y afronta el duelo de hoy con algunas dudas en el aspecto físico. La principal se centra en Le’Coe Willingham, que sufre una elongación que le hará ser duda hasta que se pruebe antes del duelo. La que podría disputar sus primeros minutos es Marija Rezan, una vez superada su lesión. Hay otras dudas, pero éstas son ya de carácter tácticas o, para ser más exactos, atañen a la capacidad de respuesta de alguna de sus jugadoras fundamentales.

 

En lo que se refiere al equipo checo, su carta de presentación ahora es bien distinta a la del pasado mes de octubre. Ha cambiado la dirección del banquillo y, sobre todo, la incorporación de Brunson le permite completar un juego interior junto a Vaughn capaz de inclinar la balanza en un partido. Además ambas se complementan bien con un exterior en el que la capacidad asistente de Skerovic está fuera de duda, lo mismo que el potencial anotador de las Viteckova, Lardy o De Forge. Cuidado pues con tomar como referencia aquel primer encuentro porque el de hoy poco tendrá que ver y, como buena final, promete fuertes emociones.

 

El duelo en el pabellón salmantino comenzará a las 20.30  horas.