Avenida logra la 'décima'

La plantilla de Avenida, con la Copa de campeones de la Copa Castilla y León

El equipo charro se impuso al CB Bembibre en la final de la Copa Federación por un holgado 54-72. La pívot Angelica Robinson fue elegida como MVP del torneo disputado en el pabellón Marta Domínguez de Palencia.

FICHA DEL PARTIDO

 

CB BEMBIBRE: Buch (13), Gómez (7), Peteva (8), Liepkalne (8), Dennet (7) -cinco inicial- O'Reilly (8), González (3), Vivas (0) y Cereijo (0).
 

PERFUMERÍAS AVENIDA: Marta Xargay (4), Marta Fernández (2), María Pina (11), Tamara Abalde (6) y Robinson (27) -cinco inicial- Rezan (12), Mariona Ortiz (8) y Leonor Rodríguez (2).

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón Marta Domínguez de Palencia ante unos 400 espectadores.

Perfumerías Avenida ha recuperado su cetro regional al imponerse al CB Bembibre en la gran final de la Copa Federación por un contundente resultado de 54-72.

 

El equipo salmantino suma así su décimo entorchado castellano y leonés tras vencer en la semifinal al Beroil Burgos.

 

La final, disputada en Palencia, apenas tuvo otro color más que el azul de Avenida -aunque el equipo charro jugó de blanco el encuentro-, ya que el CB Bembibre apenas pudo plantar cara a las salmantinas en el primer cuarto. Los diez minutos de arranque fueron de altibajos para las entrenadas por Víctor Lapeña (15-18), aunque con una buena salida en el segundo cuarto, casi sentenciaron la final marchándose rápidamente por encima de los 10 puntos de diferencia (19-30 o 25-37). En estos minutos ya comenzó a destacar la que después ha sido nombrada como MVP del torneo, Angelica Robinson, que no tuvo rival bajo el aro.

 

robinson mvp avenidaLas rotaciones de Perfumerías Avenida lejos de hacerle bajar un punto, subían la intensidad del juego, ante lo que las leonesas poco pudieron hacer. Una de las sorpresas fue la buena dirección de Mariona Ortiz, que sustituyó con mano firme a Xargay, cargada en esta ocasión de faltas de forma temprana.

 

La con la brecha en el marcador abierta, la velocidad en el contraataque de Marta Fernández y la consistencia en la pintura de Robinson y Rezan pusieron el punto final a un título más que viaja ya a las vitrinas de Salamanca.