Avenida... tensión, sudor, fe y... COPA

El equipo salmantino ganó una final de la Copa de la Reina igualadísima y jugada a cara de perro (66-62).

FICHA DEL PARTIDO

 

66 PERFUMERÍAS AVENIDA (17+20+9+20): Marta Fernández (11), Marija Rezan (9), Marta Xargay (6), Shay Murphy (12), Angelica Robinson (20) -cinco inicial-, Leonor Rodríguez (6), Tamara Abalde (2), Paola Ferrari (0), Mariona Ortiz (0), Vanessa Blé (0).

 

62 CB CONQUERO WAGEN (18+15+20+9): María Asurmendi (8), Maria Pina (6), Lucila Pascua (8), Aja Parham (7), Adaora Elonu (14) -cinco inicial-, Aleksandra Stanacev (0), Iciar German (4), Chelsea Davis (15).

 

ÁRBITROS: Susana Gómez López y Francisco José Zafra Guerra. Sin eliminadas en el partido.

 

INCIDENCIAS: Final de la Copa de la Reina disputada en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz en Madrid. 

La presentación de la final resultó tan prometedora como se había vaticinado en la jornada anterior. Avenida trataba de llevar la iniciativa imponiendo un ritmo frenético y Conquero no le perdía la cara devolviendo cada punto, forzando en jugadas que buscaban la penetración hacia la canasta del equipo salmantino.

 

A la canasta de Marta Fernández respondía Pina y a los puntos bajo el aro de Robinson o Rezan hacia lo propio Pascua. Igualdad máxima después de cinco minutos que rompía Asurmendi con un triple para poner 10-13 en el marcador. Quiso dar respiro Miranda a una de sus interiores dando entrada a Blé pero poco duró el descanso porque la pívot cayó lesionada apenas dos jugadas después. 

 

No le entraban los tiros exteriores a Avenida en esos primeros minutos así que tocaba pedir tiempo muerto para apuntar alternativas que no obligaran a forzar tanto sobre el interior, con 12-15 y a 1'52" de acabar el primer parcial.

 

Xargay a la vuelta del tiempo muerto fue la que anotó el primer triple al que respondió Parham en el constante toma y daca en que se convirtió el cuarto que cerró Robinson poniendo el 17-18. 

 

 

Miranda dio entrada a Abalde para tratar de dar una respiro a sus pívots en un partido en el que dominar dentro y el rebote se veía clara clave. De hecho Conquero cargaba sobre Davis y Avenida buscaba penetraciones en las que pudiera caer alguna canasta y alguna falta. Juego de estrategias que deparaba un marcador que apenas se movía en dos o tres puntos de diferencia entre uno y otro. A cinco del descanso la igualdad se imponía, 27-27, mientras le daba movimiento al banquillo quizás pensando en que el partido a ese ritmo se podía muy muy largo. Cien por cien de exigencia en cada acción era lo que pedía Conquero y así había que responder.

 

Responde bien la ‘segunda unidad’ asumiendo responsabilidades como un triple de Leo con 30-33, y es que había que dar el mínimo margen al rival. De hecho supo de dulce un último robo de Avenida antes del descanso para la carrera de Marta Fernández que puso el 37-33 en el marcador, la máxima renta hasta entonces del equipo. Cifras que resumen el partido de alto voltaje. 

 

Respaldo y aliento desde el banquillo (Foto: T. Sánchez)

 

Los dos primeros ataques de Avenida sin acierto y tres canastas de Conquero propiciadas por desajustes atrás devolvieron el mando momentáneamente a la escuadra onubense. El que quisiera una final igualada estaba claro que la iba a tener.

 

El partido no daba un respiro y también se jugaba desde los banquillos. Davis podía con Blé y rápidamente volvía a pista Rezan. Dos robos consecutivos de Marta Xargay tras saque de fondo enardecían a la grada azulona y eso que el marcador, 43-43, no daba pistas sobre lo que podría suceder.

 

Si generalmente Avenida presume de tener atrás su mejor arma se encontraba con un adversario que si por algo destaca cuando juega bien es por hacerlo apoyándose en su solidez atrás y más si se encuentra con un arbitraje de los que permite el contacto un punto más allá de lo habitual y a eso apostaban las conquenses sobre todo sobre los lanzamientos interiores de Avenida al que se le encendió primera alarma con 43-49, a 1’56” del final del cuarto.

 

Al partido le restaban diez minutos y las sensaciones eran favorables a un Conquero, 46-53. A Avenida le faltaban puntos desde fuera y sus pívots tenían que echar el resto en cada acción así que el resultado eran tan solo 9 puntos en el parcial. Demasiado poco en una final. Atrás tampoco acaba de fluir la defensa habitual así que tocaba apretar los dientes mucho más.

 

Una falta en ataque marcó el inicio del último parcial. Defensa, defensa gritaba la grada azul consciente de que había que hacer un esfuerzo extra, de que al equipo le hacia falta mucho más para sacar la final. Y ese esfuerzo llegó desde su zona y se completó en ataque para culminar una remontada, 53-53, tras canasta de Xargay. Ella le puso el alma junto a Robinson y levantó al equipo en el momento más delicado a 6'07". Restaba un mundo y más ante un rival que en esta Copa se revuelve ante cualquier revés. 

 

A 3'29" Rezan igualaba de nuevo el duelo, 59-59 y daba paso al intercambio de golpes en el que el juego interior de la escuadra salmantina se creció y tanto Rezan como Robinson se impusieron en ambos aros. Entre ese dominio y el cambio defensivo planteado por Miranda, Conquero no pudo reaccionar y ahora ya sí Avenida impuso su mayor experiencia y sangre fría para llevarse el quinto título copero a sus vitrinas. 

 

Rezan y Pascua, duelo de titanes bajo los aros (Foto: T. Sánchez)