Avenida demuestra que el todas para el equipo puede con el todas para una

Marginean y Gemelos en el encuentro disputado en Würzburg ante el equipo canario

Ya son 16 seguidas. Perfumerías Avenida vuelve a ganar en Liga superando el escollo de Gran Canaria, 66-99, con una Kobryn en gran nivel aunque fue el trabajo coral el que destrozó al rival.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

66 SPAR GRAN CANARIA (13+24+18+9): M. Stejskalova (13), E. Royo (11), N. Kamara (2), N. Markovic (0), T. Pye (27) -cinco inicial-, B. Tineo (0), N. Rodríguez (2), E. Evers (399), M. Coulibaly (6), T. Tuukkanen (2).

 

99 PERFUMERÍAS AVENIDA (26+23+26+24): Silvia Domínguez (11), Ewelyna Kobryn (20), Jacki Gemelos (13), Gabriela Marginean (7), Astou Ndour (11) -cinco inicial-, Leo Rodríguez (8), Kristine Vitola (6), Alana Beard (6), Vanessa Gidden (15), Clara Hernández

 

ÁRBITROS: Morales Ruiz y López Herrera. Eliminaron por cinco faltas personas a Gabriela Marginean. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 17 de Liga disputado en el pabellón La Paterna de Las Palmas de Gran Canaria.

Perfumerías Avenida aprendió muy pronto esta temporada que llegar tarde a los partidos suele salir caro y por eso salir a la pista con el motor a las máximas revoluciones posibles es el reto que se marca desde el banquillo y que se cumplió en La Paterna. Un primer cuarto en el que el equipo sumó 26 puntos, con seis jugadoras anotando, y dejó en trece a su rival al que le generó muchas dudas con su defensa.

 

Si algo está claro en el juego de Spar Gran Canaria es que el 70 por ciento de los lanzamientos se los asigna la misma jugadora, la norteamericana Pye. Anota mucho pero asume tanto balón que el ataque de su equipo se vuelve anárquico y la clave está en trabajar fuerte sobre ella en defensa para evitar que sus lanzamientos sean cómodos. En ello se aplicó Avenida en los primeros minutos y lo logró. Eso, junto con el dominio que al rebote ejercían Kobryn y Ndour le permitía correr y anotar con facilidad. De salida un parcial de 0-9 y una dinámica de juego que no frenó ni el rápido tiempo muerto de Mingo Díaz.

 

El equipo azul se exigía en defensa. Anotaba Pye, como se esperaba, pero la defensa de Gemelos la incomodaba y encima la alero de Avenida se las devolvía en su aro con nueve puntos sin fallo. Con quince arriba, 4-19, Miranda dio descanso a cuatro jugadoras de golpe para intentar mantener la intensidad defensiva. El cambio múltiple desajustó algo la defensa de Avenida y su rival lo aprovechó para anotar en dos acciones seguidas, algo que no había logrado desde que comenzó el encuentro. En el otro lado Avenida seguía funcionando el ataque ahora con puntos de Beard, de forma que la renta quedó en trece arriba al acabar el cuarto, 13-26. 

 

Al equipo local no le quedaba más remedio que dar un paso al frente desde la defensa porque por muchos puntos que Pye anotara así era imposible derrotar a todo el equipo azul. Ese grado más de agresividad sorprendiò a Avenida en sus primeros ataques y permitió que las locales anotaran en dos acciones en rápida transición. Las canastas de Gidden desde el interior volvieron a poner las cosas en su sitio con ventaja por encima de los diez puntos de las visitantes. 

 

Pye seguía a lo suyo, jugándoselo todo. A veces con canastones, a veces echando a perder buenos movimientos de ataque que se quedaban a medias, ahora con Marginean encima de ella. Mientras en Spar jugaban todas para una, las azules se aplicaban en su todas para el equipo y así la ventaja se iba por encima de los veinte puntos. 

 

Si había que poner un 'pero' al equipo era que su intensidad defensiva había bajado desde el primer cuarto. Como esperando a que Pye errara, sobre el resto de las amarillas desapareció la presión y eso lo aprovechó Spar antes del descanso para anotar siete puntos de forma consecutiva. Así ganaron el parcial anotando sumando 24 a su marcador y, de paso, acabaron con vida el primer tiempo, 37-49.

 

Se reanudó el encuentro con susto tras ver cómo caía Gidden al suelo en la primera acción. Todo quedó en un golpe en la cara que la mandó al banquillo pero sin males mayores aunque el mensaje es que las de amarillo iban a jugar duro hasta donde las dejaran. La siguiente en sufrirlo fue Marginean, aunque la rumana no es de las que se arrugan, y con un 2+1 situó el +17 para Avenida. Después ante los apretones de las locales -propiciados por despistes al cerrar el rebote-, aparecía Kobryn bailando en la zona y anotando

 

Pye, cada vez más cansada, seguía asumiendo casi todo y si llegaban puntos de sus compañeras eran más por las segundas opciones que se ganaban al rebote pero así el triunfo de Avenida no iba a peligrar porque la ventaja de 20 puntos se mantuvo hasta el final del cuarto.

 

Con el equipo metido en los 80 puntos anotados con casi ocho minutos por jugar se podía dar por finiquitado el choque con el único de interés hasta qué guarismo podían ser capaces de llevar su ataque las de la escuadra salmantina. Y siguió subiendo con puntos de Gidden, de Ndour, Leo, Beard y así hasta los 99, que no es moco de pavo después del madrugón, jugando en La Paterna y con el peso del trabajo del pasado miércoles en las piernas.

Noticias relacionadas