Avenida crece desde la defensa para maniatar a un Zaragoza que dio la cara

REACCIÓN FINAL. El conjunto dirigido por Víctor Lapeña se puso a ocho puntos cerca del final, aunque las salmantinas reaccionaron y cerraron el partido con soltura. euroliga.
ISABEL DE LA CALLE
Se quitó de encima Perfumerías Avenida una verdadera semana de pasión antes de su trascendental cita europea frente al Wisla de Cracovia el martes.

Ayer solventó con maestría uno de los compromisos ligueros más complicados que tendrá, a pesar de arrancar muy trabado el choque contra el Mann Filter de Zaragoza. Las salmantinas no encontraban fácil cierre de sus acciones ofensivas, aunque aprovechaba los errores en las marcas para ir mandando siempre en el marcador.

En el minuto siete, sin embargo, Mann Filter logró empatar a 8, lo que provocó la primera reacción de Mondelo, que sentó a Silvia y a Anke, dando entrada a Xargay y Torrens. Las mañas, sin embargo, lograron ponerse por delante en el marcador por primera vez gracias a un triple de Kiesha Brown que las colocó tres arriba.

En el final de este primer parcial terminó de forma más anárquica, con las visitantes sobreviviendo gracias a su acierto exterior (Kiesha Brown se movió como quiso en estos últimos minutos) y Perfumerías Avenida intentando correr.

El segundo cuarto fue una prolongación del final del primero, con un Zaragoza que no se lo pensaba a la hora de armar el brazo desde 6.75 metros y con un Avenida en frente que no acababa de conseguir continuidad en su juego y que se movía por rachas de juego, aunque poco a poco logró distanciarse en el luminoso de Würzburg hasta lograr los ocho puntos de renta (32-24) en el minuto seis.

La renta dio alas a Avenida
A partir de ahí, con ese colchón de puntos en el marcador, Avenida comenzó a jugar con mayor soltura, anticipándose en defensa y permitiéndose el lujo de correr el contraataque. Snell, participativa y acertada, tuvo uno de sus mejores días desde que se lesionó, mientras que Alba continúa con su imparable progresión. Al descanso, con Zaragoza ya desesperado, 44-28.

No habían tenido minutos hasta el momento ni Isa Sánchez, ni Amaya Gastaminza, mientras que Xargay y Domínguez se había alternado en el puesto de base; Erika, Sancho y Anna habían hecho lo propio en el interior y Alba, Anke y Belinda en el exterior.

En la reanudación, Zaragoza no pudo volver al nivel mostrado en el primer cuarto, mientras Avenida iba a más, creciéndose en defensa y haciendo las cosas más fáciles en ataque para mantener durante los diez minutos los veinte puntos de diferencia en el marcador. Mondelo, de esta manera, dio entrada en la cancha a Isa Sánchez y a Amaya Gastaminza, inéditas hasta este tercer cuarto.

Cuando todo parecía sentenciado, Zaragoza, gracias al acierto desde 6.75 metros y al bajón de nivel que dio Avenida con su segunda unidad, las mañas lograron ponerse a sólo diez puntos de las charras (68-58 a falta de cinco minutos). Rápidamente, Mondelo sentó a Sánchez, Gastaminza y Xargay, para dar entrada a Snell, Montañana y Domínguez y todo se solucionó.