Avenida, con la ilusión del primer día, inicia una nueva aventura europea

Isyl Alben y Marta Xargay, una vez más frente a frente

Estambul, primera parada para el equipo salmantino y nada menos que con el Galatasaray turco como primer rival. En plazas así y ante adversarios así, el Perfumerías Avenida más joven quiere hacer del descaro su mejor arma. 

El 1 de noviembre de 2006 el caía del cielo por primera vez para que un quinteto inicial de Perfumerías Avenida afrontara los instantes iniciales del primer partido del club en Euroliga. Siete años después, con título incluído, el equipo salmantino ya es todo un 'veterano' en la máxima competición continental aunque la ilusión es la misma del primer día.

 

Cada temporada constituye una nueva ilusión, un nuevo reto porque la historia queda para el recuerdo pero no se puede vivir de ella y a Víctor Lapeña y sus jugadoras les corresponde el 'honor' de escribir las nuevas páginas de este periplo europeo que comienza en un lugar mágico como Estambul y con un rival de la entidad del Galatasaray. 

 

 

Ante un adversario así, más que magia sobre la pista lo que habrá que poner serán los mejores argumentos posibles. El equipo salmantino llega a la cita con la moral de haber vencido en el 'clásico' nacional para colocarse como líder en solitario pero consciente de que a un equipo muy nuevo y, sobre todo, con muchas jugadoras jóvenes -para varias será su primera experiencia en Euroliga-, le queda mucho rodaje por delante para poder hablar de una maquina engrasada.

 

Si en Euroliga cualquier partido a domicilio es complicado, más si el rival que hay enfrente es de la entidad del Galatasaray. Líder de la Liga turca con cinco victorias en cinco partidos disputados, con jugadoras con dilatada experiencia en la competición y con la espina clavada después de dos años en los que no acabó de cumplir las expectativas. 

 

Ante semejante reto y con la juventud como bandera, la máxima que preside el vestuario de Perfumerías Avenida será la de enfrentar el duelo sin complejos y sin renunciar a nada. 

 

El equipo viajó este martes hacia Estambul donde, como es habitual, entrenó sobre la pista sobre la que este miércoles, a las 19.00 hora española, disputará el encuentro. Donde empezará una nueva aventura a la que habrá que adaptarse lo más rápido posible porque en Europa nadie perdona y menos en un grupo como el que le ha tocado a Avenida. 

 

 

Noticias relacionadas