Avenida, ahora es el momento de demarrar

Kuktiene y Pikciute, jugadoras que en buen momento hacen daño y ante las que las interiores locales deben hacerse grandes

Jornada decisiva en la carrera de Perfumerías Avenida por alcanzar la clasificación. Recibe en Würzburg a uno de los rivales que le pueden plantar cara en esa lucha y no puede fallar.Es uno de esos momentos para echar el resto. 

Llega un momento cumbre para Perfumerías Avenida en Europa. El equipo salmantino comienza a afrontar el tramo final de la larga etapa por la que transcurre la fase de grupos de la Euroliga femenina y lo hace inmerso en el seno del gran grupo, consciente de que no será el primero en cruzar la meta pero también de que si juega bien sus cartas tiene intactas sus opciones de clasificarse.

 

Por delante equipos como Galatasaray, Praha o Sparta&K son los destinados a luchar por ser los primeros en cruzar la meta, pero para Avenida queda la 'consolación' de un meterse primero en los 1/16 y de encontrar después un buen cruce. Un premio que en buen medida pasa por conseguir derrotar en Würzburg al Kibirkstis-Vici Vilnius. De hacerlo no sólo sumaría una victoria sino que de paso dejaría prácticamente eliminado a un rival para el sprint final. 

 

A estas alturas Perfumerías Avenida suma cuatro victorias y cuatro derrotas en su cuenta de resultados -todos los triunfos en casa-, mientras que su rival tiene en su casillero 2 victorias -una de ellas ante Avenida-, y cinco derrotas. De esta forma, que el partido de este miércoles cayera del lado local supondría un demarraje casi imposible de remontar para las lituana. 

 

El momento también es bueno para comprobar la capacidad de reacción del equipo tras la derrota de la semana pasada -de nuevo con luces y sombras en el juego-, y de recuperación tras el durísimo encuentro disputado el sábado en San Sebastián.

 

Seguro además que hay ganas de sacarse la espina y cobrarse venganza después de la dolorosa derrota que sufrió el equipo en su visita a la pista lituana (81-64) donde sufrió una tremenda 'pájara' que valió palabras muy duras del técnico hacia la actitud desplegada durante muchos minutos de aquel partido. Entonces jugadoras como Pikciute o Kuktiene, por nombrar a dos pero podría entrar más de medio equipo en esa lista-, hicieron un tremendo daño ante la blanda defensa azulona. Desde la defensa han llegado las victorias esta temoporada en Europa y desde ahí deberá crecer de nuevo el equipo adaptándose a un tipo de ataque como el lituano, donde es habitual ver cuatro jugadoras abiertas. 

 

No es fácil evaluar en que momento llega la escuadra lituana al duelo después del 'parón navideño' puesto que en Euroliga descansó la semana pasada y en su campeonato, muy superior al resto, se sigue paseando con victorias como la del pasado viernes ante el Aites-LSU, 42-70. 

 

Una segunda baza a favor de las locales debe ser el buen momento que atraviesan jugadoras como Murphy y Robinson -aunque deben encontrar más respaldos-, y también la recuperación de Marta Fernández, que descansó el pasado fiin de semana para atenuar así las molestias que sufre en la espalda. 

 

De lo que no cabe duda es de que si en algún momento fallan las fuerzas el que no faltará será el avituallamiento habitual que supone Würzburg para las suyas. Un tercer factor para pensar que es el momento y el lugar para demarrar.