Autorizada la canonización de la fundadora de las Siervas

El Papa Benedicto XVI autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos la promulgación de diversos decretos, entre los que se encuentra el referente al milagro atribuido a la intercesión de la beata salmantina Bonifacia Rodríguez Castro, que nació en Salamanca en 1837 y murió en Zamora en 1905, y fue la fundadora de las Siervas de San José.
Tribuna

La Madre Bonifacia fue beatificada por Juan Pablo II en Roma el 9 de noviembre de 2003, y aunque no se ha hecho pública la fecha de su próxima canonización, ésta “volverá a ser motivo de fiesta para la Diócesis de Zamora”, señala un comunicado. “Será reconocida como santa por toda la Iglesia universal”.

La Madre Bonifacia luchó por la educación de la mujer durante los últimos años del siglo XIX y tuvo mucho que ver con la ciudad de Zamora donde vivió entre 1883 y 1905, año en que falleció, siendo enterrada en el Cementerio ‘San Atilano’ de la capital.

Sus restos fueron trasladados en 1945 a Salamanca donde reposan, desde 1949, en un mausoleo construido en la capilla del Colegio de la Casa Generalicia de las Siervas de San José.

Según informaron fuentes de la Diócesis de Zamora, en una audiencia privada con Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Benedicto XVI autorizó en la mañana de ayer la promulgación de varios decretos, entre los que se encuentran algunos referentes a españoles en proceso de beatificación o canonización.

Entre ellos se encuentra el decreto que reconoce oficialmente el milagro atribuido a la intercesión de la beata española Bonifacia Rodríguez Castro (1837-1905), fundadora de las Siervas de San José, y muy vinculada a la ciudad de Zamora, donde continuó con la congregación religiosa que había iniciado en Salamanca.

La Madre Bonifacia, como se la conoce en Zamora, fue beatificada por Juan Pablo II en Roma el 9 de noviembre de 2003. Aún no se hizo pública la fecha de su próxima canonización, que “volverá a ser motivo de fiesta para la Diócesis de Zamora” ya que será reconocida como santa por toda la Iglesia universal.

Presencia en Salamanca
Salamanca cuenta con el colegio Siervas de San José Sagrada Familia en Salamanca, ubicado en la calle Marquesa de Almarza, que imparte Educación Infantil, Primaria y Secundaria.

También tiene residencias para religiosas en el barrio de Buenos Aires, en Puente Ladrillo y en la calle Bonifacia Rodríguez Castro.

Por su parte, se encuentran en Zamora dos comunidades de las Siervas de San José que rigen el Centro educativo concertado Divina Providencia situado en la Calle de la Reina, 9, en el mismo emplazamiento en el que la Madre Bonifacia tuvo su casa taller, y el Colegio San José, ubicado en la Avenida de Requejo, 5.