Autobuses con goteras en varias líneas del transporte urbano de Salamanca

Bus urbano de Salamanca (Foto:F.Rivas)

El grupo socialista recoge quejas de los usuarios de las líneas 3 y 4 que denuncian las filtraciones y goteras en vehículos del bus urbano. El PSOE pide al Ayuntamiento que vigile el estado de la flota.

El grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha llevado a la sesión de la comisión de Tráfico y Policía celebrada hoy en el consistorio salmantino una queja ciudadana por el estado de algunos vehículos de la flota del bus urbano, y ha puesto una vez más en entredicho, la falta de celo y de vigilancia por parte del equipo de gobierno municipal, encabezado por Alfonso Fernández Mañueco, para que las empresas concesionarias, como en este caso la del transporte público urbano, presten un servicio digno y de calidad a los ciudadanos.

 

En este sentido, los concejales del PSOE han denunciado la situación de algunos autobuses que prestan el servicio de transporte público urbano, entre otros el vehículo nº110 de la línea 4, y alguno de la línea 3, donde los usuarios y viajeros sufren las goteras y casi tienen que abrir los paraguas en su interior. Tal y como aseguran las denuncias de ciudadanos llegadas hasta el Grupo Municipal Socialista, numerosos asientos no pueden ser utilizados al encontrarse anegados por el agua procedente de las filtraciones y las goteras del techo en los días donde la lluvia arrecia con fuerza en la capital salmantina.

 

 

PASOS DE PEATONES DESLIZANTES

 

En este mismo sentido, los concejales socialistas han vuelto a reiterar su petición para que, a la mayor brevedad posible, se vayan sustituyendo los actuales pasos de cebra que están provocando numerosas caídas tanto en peatones como en ciclistas y motoristas, poniendo en riesgo su seguridad e integridad física, especialmente en días lluviosos, por otros con pintura antideslizante.

 

Un cambio que sumado a un nuevo diseño de estos pasos de peatones, especialmente en los semáforos, con disminución o eliminación de las actuales bandas anchas y alargadas por otras de menor superficie de pintura, que evitaría los riesgos antes descritos, y que ya se ha aplicado en muchas ciudades de España, como Gijón y San Sebastián, con gran resultado.