Aurelio Pérez se lava las manos: "si a nivel personal me exculpan, no tengo nada que valorar"

Javier Iglesias y Aurelio Pérez, en un acto conjunto ante la prensa hace meses

El expresidente de la Cámara Agraria provincial declina valorar la sentencia judicial que condena a la Diputación a pagar 265.000 euros a los empleados de IFESA a los que la participación de éste en una polémica votación al lado del PP en Diputación y Ayuntamiento condenó laboralmente.

Aurelio Pérez, quien con su voto de abstención como presidente de la Cámara de Agraria propició la disolución de IFESA y determinó el final de este ente interinstitucional, asegura ahora, al ser requerido por TRIBUNA para valorar la sentencia del Juzgado de lo Social número 1, que solo le interesa "la responsabilidad personal" que se pueda derivar de esta sentencia, en lo referente a la Diputación declinó hacer declaración alguna. "Si a título personal la sentencia me exculpa, no tengo nada que valorar", aseguró.

 

Casualmente, Pérez no sabía al ser preguntado por el periodista que la sentencia exonera de cualquier responsabilidad a los actores involucrados en la causa a título personal, entre los que también se hallaban Javier Iglesias, Carlos García Sierra, y directivos y personal técnico de Caja Duero, Cámara de Comercio y Confaes. De hecho, preguntó al periodista si a él lo exculpaban o no. Tras la respuesta, de la que pareció sentirse aliviado, ya no quiso saber nada más del asunto y evitó responder más preguntas al respecto. Un comportamiento que deja a las claras las verdaderas preocupaciones de quien durante un tiempo respondió ante los agricultores y ganaderos de la provincia como presidente de la Cámara Agraria y cuyas decisiones, por intereses nada transparentes todavía, propiciaron la desaparición de la Institución Ferial de Salamanca.