"Aumento del Empleo a cambio de aumento de la pobreza" para CCOO

El secretario provincial de CCOO, Emilio Pérez. Foto: Alba Villar

En total 56.26% personas desempleadas sin ningún ingreso en Salamanca.

Un mes de julio que continua en la tendencia de generación de empleo precario, que cierra unos datos del ECyL donde bajan las personas registradas en todos los sectores y donde "seguimos comprobando un mes más, que con mayor número de contratos realizados, 11.516, permanece la tendencia de precariedad y temporalidad, 635 contratos indefinidos (5.51%) frente a 10.881 temporales (94.48%)", explican desde CC.OO.

 

Este dato sobre los contratos, se hace aún más inasumible y cierto, cuando vemos como del total de contratos realizados durante este año, 60.259, un 7.57% son indefinidos y un 92.89 temporales y parciales.

 

Que con un total de 11.516 contratos que se han realizado durante el mes de julio, se hayan consolidado al final de este periodo 670 nuevas altas en la Seguridad Social, esto supone solamente un 5.81% de consolidación de empleo, durante el mes de junio fue un 6.48%, un 14.13% en el mes de mayo y un 20.73% en abril. Esta tendencia de pérdida es otro dato a tener en cuenta para analizar como a más contratos también se produce menos estabilidad en los empleos.

 

Como señala el Secretario general, Emilio Pérez, "en cuanto a los datos de prestaciones, la caída continúa siendo imparable e inasumible un mes más, de las 29.059 personas en desempleo, 12.710 cobran algún tipo de prestación contributiva, subsidio, renta activa de inserción o el plan de activación de empleo, frente a las 16.349 que no cobran ningún ingreso. Este dato se traduce en que un 56.26% de las personas desempleadas no cobran cantidad alguna en este mes de julio, frente al 54,47% del mes de junio".

 

Y un nuevo dato negativo sin duda, que nos da el reflejo de la pobreza que se mantiene entre las personas que sí que cobran prestaciones, es que en el mes pasado la cantidad media que se percibía era de 742.4 euros y en este mes de julio es de 730 euros, un descenso de 12.40 euros en un mes, es una señal inequívoca de que la pobreza no solo se mantiene si no que mes a mes se agudiza terriblemente.

En definitiva, el empleo que se está generando sigue siendo insuficiente en cantidad y en la calidad, "aunque estamos siendo capaces de ir salvando los convenios colectivos que van venciendo en nuestra provincia y reconocemos la voluntad teórica de la patronal para llevar a cabo estos acuerdos, continuamos siendo testigos de cómo en las empresas, gracias a la fatídica reforma laboral, las inaplicaciones de estos convenios continúan creciendo y como las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo a título individual se siguen produciendo", añade.

 

Mantenemos nuestro nivel de denuncia ante la Inspección de Trabajo, porque somos conscientes del crecimiento que mes a mes tiene la actividad laboral ilegal y la economía sumergida, teniendo claro que desde CCOO ni lo admitimos, ni lo amparamos ni lo defendemos, pero en cierto modo entendemos que dada la precariedad de las prestaciones y la inexistencia de ingresos en muchos hogares de Salamanca, actividades como el trabajo en el hogar, la construcción, la venta ambulante y en muchos casos la hostelería, son focos importantes de empleo sumergido.

 

Desde CCOO "apostamos por crear ámbitos de participación, como el Consejo de Diálogo Social, donde se realice de una forma útil el gasto en inversiones para general empleo estable, donde se atiendan las verdaderas necesidad de la sociedad que vive en la pobreza, donde se acuerden medidas que mantengan a la población en nuestra provincia y se acometan los verdaderos retos urgentes de asistir a quienes están excluidos definitivamente del mercado laboral, por su edad, por su formación y por su poca cualificación, así como atender e invertir en generación de empleo para nuestros jóvenes".

 

En breve, desde CCOO, "presentaremos nuestras propuestas de cómo entendemos que deben abordarse los nuevos presupuestos generales de nuestros ayuntamientos, comunidades autónomas y estado, de cara a atender las necesidades reales de la ciudadanía, para general empleo de calidad, para dar estabilidad en las empresas, para garantizar una renta mínima suficiente y dar definitivamente un vuelco a la situación laboral y social de nuestro país, que sigue sin trasladar la aparente mejora económica general a los hogares y las familias".