Aumento de precios, fechas, limitación de pinchos y horarios... los hosteleros lamentan una mala Feria de casetas

(Foto: De la Peña)
Ver album

El frío de la última semana también ha influido en la menor presencia de ciudadanos en estos establecimientos.

La Feria de Día ha 'flojeado' este año. Esta es la primera impresión que cualquier salmantino que las ha visitado durante estas Ferias y Fiestas de septiembre se lleva hasta la jornada del domingo 18, momento en el que se despidieron hasta el año que viene.

 

Pero es que los propios hosteleros, consultados por este diario, certifican que este 2016 ha sido uno de los más 'pobres' en cuanto a movimiento. ¿Las razones? Varias y diferentes. Algunas controlables y otras, como la meteorología, no.

 

En primer lugar, las fechas no han coincidido plenamente con las Ferias y Fiestas, lo que ha restado afluencia a las casetas. Además, la organización decidió restringir a cinco el número de pinchos por caseta, lo que tampoco les ha ayudado en las ventas, como aseguraban a este periódico los hosteleros preguntados al respecto.

 

En materia de horarios también se ha incidido este año, ya que hasta el momento existía la costumbre de no abrir durante la mañana, o en aquellas horas donde estimaban que no habría negocio. El hecho de tener que adaptarse a un horario fijo de apertura y cierre ha subido los costes en algunas de estas casetas.

 

Por último, el mal tiempo que ha vivido Salamanca en la semana del 12 ha bajado de un plumazo el número de personas que habitualmente comía o cenaba en estos establecimientos festivos. 

 

Este año se redujeron tres zonas de casetas: San Boal, Carmelitas y Salesas, lo que sirvió para reducir en quince el número de establecimientos. Además, la calidad de los pinchos se ha vigilado con más interés -de hecho los pinchos de feria propuestos han tenido que pasar una selección previa, al ser sometidos todos al escrutinio de un jurado en el mes de junio-. Sin embargo, muchos de los clientes habituales de las casetas han vuelto a quejarse de la escasa calidad de algunos de los pinchos que se ofertan.

Noticias relacionadas