Aumentar el periodo de adaptación de las granjas o eliminar la edad de sacrificio de los cerdos, propuestas del sector del ibérico

La Mesa del Ibérico también ha lanzado la idea de crear un colectivo que se sume a la gestión del Libro Genealógico que ahora maneja Aeceriber.

El culebrón en torno a la Norma de Calidad del Ibérico está cerca de llegar a su fina, al menos en lo que al nuevo reglamento se refiere ya que el Ministerio parece haber tomado la decisión definitiva con el último borrador presentado.

 

No obstante, la Mesa del Ibérico en Castilla y León ha decidido enviar un nuevo documento al Ministerio dónde propone una serie de cambios a algunas de las propuestas que aparecen en la Norma de Calidad, que ya parece definitiva y que quizá no tengan ya cabida para la cartera de Arias Cañete.

 

Así, el sector en Castilla y León, representado por organizaciones agrarias, industriales, asociaciones y Junta, ha decidido establecer una serie de condiciones para enviar al Ministerio aunque desconoce si éste las tendrá en cuenta.

 

Estas propuestas se basan en la ampliación del periodo transitorio de adaptación de las granjas de los tres años que señala el documento a cinco, únicamente por facilitar los trámites burocráticos.

 

También argumentaron eliminar la edad de sacrificio de los animales puesto que con el peso mínimo establecido es suficiente.

 

La oportunidad de crear una asociación o usar una ya existente para la gestión del Libro Genealógico junto a la Asociación del Cerdo Ibérico (Aeceriber).

 

Un cambio, a petición de los industriales de los colores que se han asignado para cada una de las categorías del cerdo.

 

Un aumento del peso  en el sacrificio de los cerdos del 100% de pureza ya que este hecho solo beneficia a los ‘puristas’ de Andalucía.

 

Éstas son las propuestas que ha decidido la Mesa del Ibérico en Castilla y León para enviar al Ministerio aunque no existe la certeza de que se modifique nada del último borrador que ha salido a la luz.