AUGC traslada al Subdelegado del Gobierno el malestar de los guardias civiles de la provincia por los expedientes disciplinarios a sus representantes

Todos los representantes de AUGC de Salamanca están remitiendo en estos días escritos al Director General de la Guardia Civil, mediante los cuales dejan constancia de su apoyo a los representantes nacionales.

El secretario general de AUGC de Salamanca ha entregado un escrito dirigido al Subdelegado del Gobierno trasladándole la preocupación y malestar de los guardias civiles destinados en esta provincia por los doce expedientes disciplinarios por falta grave incoados en los últimos días a varios representantes de dicha asociación profesional. En dicho escrito le comunica lo siguiente:

 

“Deseo manifestarle nuestra preocupación creciente por lo que consideramos un uso  de la potestad disciplinaria que no se ajusta a la legalidad y que está afectando a representantes asociativos de AUGC. Le pedimos que, desde su posición institucional, ayude a contribuir para que se avance positivamente hacia una situación que se caracterice por posibilitar el ejercicio del derecho de asociación profesional,  en un clima de dignidad, plenitud y entendimiento".

 

"Usted como responsable político de la Guardia Civil  de Salamanca debe conocer que la situación descrita que afecta a nuestros representantes, causa enorme inseguridad y preocupación entre nuestros afiliados y afiliadas, que ven en la misma una vulneración directa a  los derechos fundamentales de sus legítimos representantes y por ende a sus aspiraciones de conseguir una Guardia Civil con mayores derechos y mejores condiciones laborales, económicas y sociales y con un mayor grado de eficacia al servicio de los ciudadanos”.

 

Simultáneamente todos los representantes de AUGC de Salamanca están remitiendo en estos días escritos al Director General de la Guardia Civil, mediante los cuales dejan constancia de su apoyo a las actuaciones llevadas a cabo por los representantes nacionales de AUGC, por las que han sido expedientados, todas ellas en defensa de los derechos fundamentales y derechos profesionales de los miembros de la Guardia Civil.

 

En tan solo unos días, la DG ha ordenado la incoación de 12 expedientes a representantes de AUGC simplemente por serlo, por ejercer de representantes y escenificar el malestar de los guardias civiles ante la aplicación de nuevo a los mismos del Código Penal Militar (hecho que ya ha provocado el ingreso en prisión de guardias civiles por una simple discusión con un superior) y ante la involución de derechos tan fundamentales como el de reunión y manifestación.

 

Esta ola de represión es la culminación del empeño del Gobierno del PP en la remilitarización de la Guardia Civil, con aplicación de toda la restrictiva normativa militar a sus miembros.

 

Ante estos ataques a los derechos de los guardias civiles y su culminación con una represión irracional a sus legítimos representantes ha cundido el desconcierto y la inseguridad jurídica entre todos los representantes de AUGC en toda España, que ponen de manifiesto en estas cartas su desacuerdo y su miedo a que esta caza de brujas sin justificación haga que su labor como representantes de los guardias civiles sea no una labor difícil y arriesgada, que siempre lo ha sido, sino todo un acto de heroicidad ante las posibles consecuencias que su legítimo ejercicio puede acarrearles a ellos y sus familias.

 

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización y la desmilitarización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).