Atentamente: puro romanticismo por el papel en plena era digital

Este comercio ubicado en la Calle Sierpes nada tiene que ver con las papelerías convencionales debido a lo novedoso de su propuesta.

En plena era digital en la que los ordenadores, tabletas y teléfonos móviles se han convertido en las herramientas más utilizadas a la hora de escribir y comunicarnos, todavía sigue habiendo gente que apuesta por métodos más tradicionales como el papel. Es el caso de María Rubio, periodista de profesión, que se ha aventurado en estos tiempos que corren a abrir una papelería-taller en pleno centro de Salamanca.

 

Atentamente, que es como se llama este nuevo comercio, nace del gusto por la tradición impresa de María, dado su aprecio por las historias que transcurren en el papel y que tan bien conoce debido a su trayectoria profesional previa; aunque también “del cariño que ponemos cada vez que escribimos cartas o postales”, sostiene.  

 

(Foto: Patricia Hernández)

 

En su creación influyeron de igual modo los viajes que realizó por distintas ciudades y países, donde pudo ver “papelerías bonitas que no encontraba en Salamanca y que me gustaría que hubiera en ella”. De esta forma, hablamos de una tienda novedosa en la ciudad charra, ya que además se trata de un espacio en el que converge una papelería con un taller.

 

Respecto a los artículos que comercializa, cualquier persona que se anime a visitar “Atentamente” podrá encontrar desde papeles de diferentes colores y texturas, hasta joyas hechas de papiroflexia, pasando por libros ilustrados de microrelatos, cuentos infantiles y revistas de decoración.

 

(Foto: Patricia Hernández)

 

Mientras, en los talleres que se llevarán a cabo en la misma tienda a partir de octubre, los adultos podrán aprender a carvar sellos o a personalizar carpetas. Por su parte, los más pequeños podrán asistir en épocas de vacaciones para aprender a hacer cartas de navidad o a envolver regalos.

 

Estos talleres pretenden ser “muy sociables para que la gente pase una tarde agradable aprendiendo cosas, al mismo tiempo que se toman un té y que conocen a otras personas con las que pueden compartir intereses”.

 

Por otro lado, de Atentamente también habría que destacar su envoltorio, ya que nada más asomarse al escaparate se puede ver una auténtica reliquia: una máquina de escribir alemana de los años veinte, “me hacía especial emoción que presidiera mi escaparate como recuerdo de los procesos de escritura, del tiempo que se dedicaba antes a escribir cartas”, continúa diciendo una ilusionada María.

 

Siguiendo con el envoltorio, nada más entrar en la tienda una música envolvente te transporta a épocas pasadas, al mismo tiempo que las flores dispuestas en uno y otro rincón del establecimiento te embriagan con su aroma. En esta atmósfera, cualquiera puede sentarse a escribir, contemplar o disfrutar de la experiencia de visitar una papelería tan poco convencional.

 

(Foto: Patricia Hernández)

 

Otra de las distinciones de Atentamente podría ser la ilusión con la que María ha llevado a cabo este proyecto, que de una manera u otra se manifiesta en el ambiente. Así, no duda en invitar a que le visite cualquier persona que quiera cotillear “esta tiendita de papel que está puesta con mucho cariño”.