ASPES denuncia que la Junta no oferta oposiciones a catedrático de secundaria desde 1997

Tomás Martínez y Honorio Vega en rueda de prensa. (Foto: Sara Bayón)

La Asociación de Profesores de Enseñanza Secundaria lo considera una "tomadura de pelo" y, "tras agotar todas las vías", ya va a por la judicial.

La Asociación de Profesores de Enseñanza Secundaria de Castilla y León, ASPES-CL ha advertido que ya son 17 años sin que los órganos competentes de la Junta oferten plazas para catedrático de secundaria, por lo que, tras la "tomadura de pelo" que suponen las respuestas recibidas y la "nula voluntad" para hacerlo, han decidido recurrir a un tribunal de lo contencioso-administrativo.

 

"ASPES no quería judicializar el caso, pero ya no nos ha quedado más remedio, y no es la primera vez que le ganamos a la Junta en los tribunales", ha recordado el presidente de la asociación, Honorio Vega. 

 

Según explicó el presidente, "enviamos un escrito a la viceconsejera de Función Pública, responsable de la oferta de empleo público". Para ello, además, "contamos con un apoyo masivo del profesorado, 2.000 de toda la región".

 

Tras la nula respuesta por parte de la viceconsejera en los nueve meses posteriores, enviaron un nuevo escrito. Sin embargo, "no nos contestó la viceconsejera, sino el jefe de servicio de Educación, un órgano sin ninguna competencia sobre la oferta de plazas", aseguró Vega.

 

La indignación de ASPES creció cuando la razón esgrimida en esta respuesta fue que "no se podían convocar estas oposiciones porque había que cumplir con el decreto de Rajoy por el que no se podía superar el 10% de empleo público". Sin embargo, según la asociación, "es mentira, ya que se trata de una promoción interna; se pasa de profesor a catedrático, se transforma el estatus, por lo que no crece el número de empleados públicos".

 

Tras esto se envió un recurso de alzada, pero una vez más no respondió la viceconsejera, sino el director general de Recursos Humanos, en junio de 2014.

 

Para ASCES, esto es algo "inconcebible en un estado de derecho", ya que se trata únicamente de "una treta impresentable" para no "cumplir con la legalidad". Por ello, han presentado el caso en el juzgado de lo contencioso-adeministrativo Nº 2 de Valladolid. "Esto supone un coste de tiempo y económico, y la Junta juega con la lentitud de esta vía".

 

Tienen dos peticiones. "Que Educación remita el informe a Hacienda indicando que es necesaria la convocatoria de oposiciones a la cátedra y que Hacienda ponga en marcha esta convocatoria".

 

Honorio Vega indicó que "no estamos ni a favor ni en contra del sistema de cátedra, pero si la ley dice que puede haber hasta un 30% de profesores catedráticos, hay que cumplir la ley". Según la asociación, "el argumento del dinero no vale, ya que es un gasto mínimo: 1.000 plazas de catedráticos suponen dos millones de euros, y en Salamanca hay solo dos o tres".

 

Por tanto, ASPES opina que "si no se quiere el sistema de cátedras, retirémoslo de la ley; lo que no se puede hacer extinguirlo simplemente no convocando plazas y ofreciendo excusas inservibles, porque va en contra de la legalidad".